El examen del pulso: la mejor estrategia para la detección de arteriopatía periférica | Por: @rigotordoc

Debajo de la rodilla, una cuidadosa palpación del pulso combinado con el índice tobillo-brazo sigue siendo la mejor estrategia para la detección de arteriopatía periférica según un estudio realizado por C. E. Aubert, P. Cluzel y colaboradores del Departamento de Diabetes y Enfermedades Metabólicas del Hospital Pitié-Salpêtrière, París, Francia, publicado en la revista Diabetic Medicine.

La arteriopatía periférica es una enfermedad de los vasos sanguíneos que lleva al estrechamiento y endurecimiento de las arterias que irrigan las piernas y los pies. El estrechamiento de los vasos sanguíneos lleva a una disminución de la circulación, lo cual puede lesionar nervios y otros tejidos.

Este problema ocurre cuando por aterosclerosis, material graso en forma de placas se acumula en las paredes de las arterias. Esto hace que las arterias se vuelvan más estrechas. Las paredes de las arterias también se vuelven más rígidas y no pueden ensancharse (dilatarse) para permitir un mayor flujo de sangre cuando se necesita.

Como resultado, cuando los músculos de las piernas están trabajando más intensamente (como al hacer ejercicio o caminar), no pueden recibir suficiente sangre y oxígeno. Finalmente, es posible que no haya suficiente sangre y oxígeno, incluso cuando los músculos están en reposo.

La arteriopatía periférica es un trastorno común que suele afectar a los hombres mayores de 50 años. Las personas están en mayor riesgo si tienen antecedentes de: Colesterol alto, diabetes mellitus, cardiopatía isquémica, hipertensión arterial, enfermedad renal crónica, tabaquismo, acv, entre los más frecuentes.

La palpación del pulso y el índice tobillo-brazo (ITB: el cociente entre la presión arterial sistólica en el tobillo y la presión arterial sistólica en el brazo, es una exploración no invasiva útil para valorar la existencia de isquemia en miembros inferiores) se recomiendan para la detección de la enfermedad oclusiva arterial periférica en personas con diabetes. Sin embargo, la calcificación vascular puede estar asociada con resultados falsos negativos (arteriopatía presente a pesar de las pruebas de detección normales). Por ello, se estudiaron el impacto de la calcificación vascular periférica en el resultado de estas pruebas.

El ITB es un parámetro que muestra la relación entre la tensión arterial sistólica de la extremidad superior y la extremidad inferior. Este indicador, ampliamente estudiado y presente en la bibliografía, se ha mostrado como excelente predictor de mortalidad tanto vascular como por causas generales cuando presenta valores fuera del rango establecido como normal (0,90-1,30).

En dichas situaciones la utilidad del ITB reside en detectar precozmente la existencia de enfermedad arterial periférica (EAP) durante su fase asintomática y servir como parámetro de corte para el establecimiento de medidas preventivas más contundentes antes de que el daño vascular existente se haga sintomático.

En algunos pacientes con diabetes, este índice puede estar falsamente elevado por la calcificación de la media arterial. El registro gráfico del flujo arterial y la medición de la tensión sistólica en el primer dedo del pie pueden aportan información adicional en estos casos la calcificación vascular dio una alta tasa de falsos negativos para el índice tobillo-brazo.

Este estudio transversal incluyó a 200 personas con diabetes en alto riesgo de enfermedad cardiovascular. El factor principal de la exclusión del estudio fue una tasa de filtración glomerular estimada < 30ml/min. La enfermedad oclusiva arterial periférica fue diagnosticada por ecografía dúplex color y la calcificación vascular periférica clasificada por tomografía computarizada.

Se midió la sensibilidad, especificidad, valores predictivos, exactitud y la razón de verosimilitud de la palpación del pulso y del índice tobillo-brazo, y se buscó el impacto de la calcificación en las pruebas falsas negativas (arteriopatía presentes a pesar de las pruebas de detección normales).

El índice tobillo-brazo solo tuvo poca sensibilidad y valor predictivo negativo. La palpación del pulso tuvo mayor sensibilidad y valor predictivo negativo. Una palpación del pulso anormal, definido por pulsos débiles o faltantes, combinado con un índice tobillo-brazo anormal, tuvo la mayor sensibilidad y el valor predictivo negativo (92,3 y 89,8%, respectivamente).

La puntuación de la calcificación vascular fue mayor en los pacientes con pruebas negativas falsas, tanto para la palpación del pulso y el índice tobillo-brazo (P < 0,0001 para todos). La presión arterial sistólica en el tobillo de fue mayor en los pacientes con pruebas negativas falsas para la palpación del pulso (P = 0,004).

Este es otro estudio que nos pone en evidencia que un examen clínico bien realizado junto con un alto nivel de sospecha de las patologías que estamos buscando son las mejores herramientas con las que cuenta el clínico. Sin una adecuada historia clínica y una exhaustiva evaluación del paciente, no hay prueba sofisticada que haga el trabajo.

Referencia: Diabet Med. 2014 Feb;31(2):192-9

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc

Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com

Rigoberto José Marcano Pasquier

Médico internista venezolano: 25a de graduado UCV! Tecnofílico. Ecléctico. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. CEO de Medicina Preventiva Santa Fe. WebMaster de medicinapreventiva.info y medicinapreventiva.com.ve Fotógrafo aficionado: Instagram @rigobertomarcano

rigotordoc has 259 posts and counting.See all posts by rigotordoc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: