La retinopatía hipertensiva severa incrementa el riesgo de reingreso por enfermedad coronaria | Por: @linternista

La presencia de retinopatía debe ser buscada por los médicos por su valor pronóstico en los pacientes con problemas cardiovasculares, de acuerdo a los resultados de un estudio presentado en el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares 2016, organizado por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en Zaragoza.

El estudio prospectivo observacional demostró que la presencia de retinopatía hipertensiva severa incrementa en más de un 10 por ciento el riesgo de reingreso hospitalario por enfermedad coronaria durante el primer año de seguimiento, lo que sugiere la utilidad de realizar un estudio de fondo de ojo a los pacientes con cardiopatía que presenten un mal control metabólico, así como la presencia de otros factores de riesgo cardiovascular.

La clasificación de acuerdo a su etiología es: hipertensiva, diabética o aterosclerótica, siendo más frecuentes las dos primeras. A pesar de que es una complicación relativamente frecuente en los enfermos con hipertensión arterial y diabetes, hasta ahora se había estudiado muy poco la correlación entre el tipo específico de retinopatía y la morbimortalidad por enfermedad coronaria.

Este nuevo trabajo analiza datos de una cohorte de 54 pacientes (61% hombres y 39% mujeres) con edad media de 65 años (DE: ± 13,93 años). Los factores de riesgo estudiados incluyen hipertensión (80,4%), diabetes mellitus (31,4%), dislipidemia (52,9%), antecedente de tabaquismo (16%), sedentarismo (94%), obesidad (IMC 29,5 ± 5, 3) y cualquier enfermedad coronaria conocida (7,4%). El 37 por ciento del total de participantes presentaba enfermedad coronaria significativa y el 95 por ciento tenía retinopatía. Uno de los enfermos murió durante el periodo de seguimiento por causas no cardiovasculares.

El primer autor, el Dr. Jesús Piqueras Flores, del Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario de Ciudad Real, ha explicado que se realizó un estudio de fondo de ojo a todos los pacientes que fueron sometidos a una coronariografía diagnóstica electiva, ya sea por una cardiopatía isquémica estable o para los análisis previos a una cirugía cardiaca. “Se excluyeron los pacientes con síndrome coronario agudo, a los que les hizo cateterismo preferente o urgente”.

Según los resultados, en el seguimiento a doce meses se pudo observar que la presencia de retinopatía hipertensiva se asociaba significativamente con la readmisión hospitalaria (p = 0,034). En concreto, los pacientes con un grado más avanzado de esta afección ocular registraron una tasa de reingreso hospitalario un 11 por ciento mayor que los pacientes sin retinopatía o con retinopatía no proliferativa ligera. Además, los investigadores pudieron constatar que aquéllos sujetos que habían reingresado en este primer año de seguimiento presentaban a su vez una puntuación mayor en la escala de riesgo Syntax Score -que evalúa la severidad de la enfermedad coronaria-, además de un grado de retinopatía superior.

A juicio del Dr. Piqueras, estos resultados sugieren, “tal vez el estudio del fondo de ojo sea una herramienta a tener en cuenta en pacientes con mal control metabólico, con enfermedad coronaria conocida o con muchos factores de riesgo”. Esto ayudaría, en primera instancia, a mejorar el conocimiento del riesgo cardiovascular.

También es importante destacar que en este estudio, la presencia de retinopatía no se asoció a una mayor tasa de mortalidad cardiovascular “ni tampoco a mayor tasa de infarto y otros objetivos primarios, pero sí pudimos comprobar que además de que los pacientes reingresaban más, también se les solicitaba con más frecuencia una nueva coronariografía en ese primer año de seguimiento”, ha detallado el investigador.

“Clásicamente la retinopatía se ponía en estrecha relación con el estado del riñón, por eso en los diabéticos e hipertensos, si el riñón está mal se considera un análogo de que la retina está también mal y viceversa; si la retina está fallando, la circulación vascular del riñón también falla. Nosotros lo que hemos añadido es que cuando la retina está mal, las coronarias también están mal”.

Referencia: Piqueras Flores J, Marina Breysse M, López Lluva MT, Pinilla Echeverri N, Sánchez Pérez I, Jurado Román A, Lozano Ruiz-Póveda F, Moreno Arciniegas A. Ponencia 6045 – 580 Retinopatía: una ventana al riesgo cardiovascular y a la anatomía coronaria. Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares 2016, de la SEC.

Fuente: espanol.medscape.com

 



Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1022 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: