Prevención de las hepatitis virales al alcance de una vacuna | Por: @linternista

Este viernes 28 de julio se conmemoró el Día Mundial de Lucha contra las Hepatitis Virales, un grupo de enfermedades producidas por la exposición a los virus de la hepatitis (A, B, C, D y E), de las cuales cada año se registran aproximadamente 1,4 millones de casos de hepatitis A en todo el mundo, aproximadamente 2000 millones de personas infectadas por el virus de hepatitis B y unos 150 millones de personas que padecen la infección crónica por Hepatitis C. Entre las principales complicaciones que puede ocasionar, se destacan la hepatitis aguda y crónica, la cirrosis, el cáncer hepático y/o falla hepática que puede requerir la necesidad de un trasplante de hígado.

En las Américas, la prevalencia de infección con el virus de la hepatitis B oscila de promedio de valores por debajo del 2% al 4% y; se estima que en América Latina y el Caribe entre 7 y 9 millones de adultos están infectados con el virus de la hepatitis C. En América Latina y el Caribe, la introducción de la vacuna contra la hepatitis B fue progresiva, aunque la mayoría de los países (26 países) introdujeron la vacuna entre 1997 y 2000; además, 13 países y territorios han incluido la dosis del recién nacido en sus programas de vacunación.

Los países han introducido esta vacuna usando diferentes modalidades, siendo la vacuna pentavalente (DTP+Hib+Hep B) la combinación más usada (35 países y territorios). En cuanto a los niveles de cobertura de vacunación con tercera dosis de hepatitis B/pentavalente, en 2009, se encontraban por encima del 90% a nivel regional.

Los métodos de contagio son muy variados, pero generalmente las hepatitis A y E corresponden a la ingesta o exposición a agua, alimentos o utensilios contaminados con estos virus. Mientras que las hepatitis B, C y D se adquieren, principalmente, por entrar en contacto con sangre contaminada y relaciones sexuales sin protección con alguien que porta el virus.

Hoy, afortunadamente, tanto la hepatitis A como la B pueden prevenirse eficazmente mediante vacunas que integran el calendario nacional Argentino (gratuito y obligatorio) de inmunizaciones. En Venezuela, por su parte tenemos al menos 2 años en que la vacunación contra hepatitis A y B es precaria por falta de vacunas.

En el caso de la B, el pediatra sabe muy bien cuándo los niños deben vacunarse, pero los adultos que no se hayan inmunizado también deben hacerlo, por lo que deben informarse y acercarse a los vacunatorios, para lo que no precisan indicación médica. La hepatitis B puede evolucionar a la cronicidad, por lo que es importante detectar la infección y tratarla adecuadamente.

En el caso de la hepatitis C, una condición que afecta a más de 400 mil argentinos, si bien no disponemos de ninguna vacuna, sí contamos con tratamientos efectivos que pueden curar a prácticamente todos los pacientes.

El problema principal radica en que las hepatitis B y C son enfermedades silenciosas, lentas, que avanzan produciendo daño en el hígado sin que se adviertan síntomas hasta que el cuadro está muy avanzado. En el caso de la hepatitis C, se estima que entre 6 y 7 de cada 10 personas que la padecen no lo saben y puede afectar a cualquiera sin importar edad, sexo ni nivel socioeconómico.

Hasta hace unos 25 años, se desconocía la existencia de este virus, por lo que no lo se buscaba en los análisis de sangre. Por lo tanto, hoy puede portar el virus de la hepatitis C cualquier adulto, principalmente mayor de 35-40 años, pero sobre todo aquel que se haya sometido a transfusiones sanguíneas o de hemoderivados antes de 1992, tratamientos médicos u odontológicos, tatuajes o piercings sin los recaudos adecuados, quien haya compartido elementos cortantes como afeitadoras o jeringas, o quien haya mantenido relaciones sexuales -sin protección- con alguien infectado.

La buena noticia es que es muy sencillo saber si uno porta o no el virus, mediante la realización de un análisis de sangre, pueden detectarse los anticuerpos antihepatitis C. Se aconseja que todas las personas se hagan este test al menos una vez en la vida, en especial aquellos mayores de 35 años, o quienes puedan haber estado expuestos a las situaciones de riesgo mencionadas. El test es gratuito y lo puede indicar cualquier médico, inclusive dentro de los chequeos de rutina.

Una vez detectada la enfermedad, contamos en Argentina con distintos medicamentos por vía oral que han demostrado poder curar a más del 95% de los pacientes, lo que representa un verdadero hito en la medicina moderna. Queremos curar cada vez más temprano a los pacientes para evitar que avance el daño en su hígado, pero para eso es indispensable detectar a tiempo la enfermedad.

Pero pese a que tenemos los test, sabemos las situaciones de riesgo que aumentan las chances de haberse expuesto al virus, contamos con especialistas en enfermedades hepáticas de primera línea, agrupaciones de pacientes que se unen y concientizan en muchas ciudades del país, y disponemos de medicaciones curativas cubiertas por el sistema de salud, son muy pocas las personas que se realizan el test, y también pocos los médicos que hablan sobre el tema con sus pacientes y se lo piden.

La envergadura de esta problemática de salud pública hizo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya tomado el tema de las hepatitis virales como prioritario y se haya propuesto el objetivo de erradicarlas para el año 2030. En esta línea, necesitamos de políticas públicas claras y concretas para lograr controlarlas también en la Argentina.

Por eso, este 28 de julio, Día Mundial de las Hepatitis Virales, representa una excelente oportunidad para reflexionar sobre la importancia de detectar precozmente una enfermedad muy frecuente, que hoy tiene cura, pero que si dejamos que avance puede llevarnos a situaciones extremas de salud, e incluso a la muerte. Por eso, recomendamos enfáticamente #Haceteltest de la hepatitis C al menos una vez en la vida y vacunate contra las hepatitis A y B.

Fuente: Ezequiel Ridruejo. Médico Hepatólogo, Presidente de la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado. clarin.com

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1022 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: