Twitter es considerado de utilidad para la investigación cardiovascular | Por: @rigotordoc

Un nuevo estudio evaluó el potencial de la información divulgada en Twitter como una posible fuente de datos para la investigación de las enfermedades cardiovasculares y fue publicado online o el 28 de septiembre de 2016 in JAMA Cardiology.

Según la Dra. Raina Merchant (Penn Medicine Social Media and Health Innovation Lab, Universidad de Pensilvania, Filadelfia), autora principal del estudio, “existen patrones cíclicos donde a veces había una gran cantidad de conversación sobre ciertos tipos de enfermedades del corazón y en otros momentos solo una charla habitual. Pero nos dimos que si había algún estudio científico que acababa de aparecer o alguna novedad con respecto a las enfermedades cardiovasculares, lo podíamos ver reflejado también en Twitter”.

En un esfuerzo por comprender mejor cómo las personas utilizan las redes sociales para tener conversaciones acerca de las enfermedades cardiovasculares, el equipo dirigido por Lauren Sinnenberg, candidata MD (Universidad de Pensilvania), utilizaron Twitter para acceder a una muestra aleatoria de aproximadamente 10 mil millones tweets en idioma Inglés procedentes de condados de Estados Unidos, a partir del 23 de julio de 2009 al 5 de febrero de 2015, asociado con la enfermedad cardiovascular. Se caracterizó cada Tweet de acuerdo a los datos demográficos estimados de los usuarios.

De 550.338 Tweets asociados con enfermedades cardiovasculares, los términos “diabetes” (n = 239.989) e “infarto de miocardio” (n = 269.907) fueron utilizados con más frecuencia que “insuficiencia cardíaca” (n = 9.414). Los usuarios que tuitearon acerca de las enfermedades cardiovasculares eran más propensos a ser mayores que la población general de usuarios de Twitter (edad media, 28,7 vs 25,4 años; p <0,01) y menos probabilidades de ser varones (59.082 de 124.896 [47,3%] frente a 8.433, de 17.270 [48,8%]; p <0,01). Entre los que tuitearon acerca de las enfermedades cardiovasculares, los de mayor edad tenían en promedio sólo 30,4 años, para las personas de comentaron sobre la insuficiencia cardiaca.

“Este fue un grupo joven, pero también tienen padres o parientes que son mayores, y con la creciente epidemia de obesidad en los niños, estamos viendo a más temprana edad pacientes con hipertensión, diabetes y cardiopatías, por lo que estos son problemas reales de los que las personas están hablando “, dijo Merchant.

La mayoría de los tweets (2.338 de 2.500 [93,5%]) se asociaron con un tema de salud; los temas comunes de los tweets incluyeron factores de riesgo (1.048 de 2.500 [41,9%]), advertencia (585 de 2.500 [23,4%]) y de manejo (541 de 2.500 [21,6%]) de las enfermedades cardiovasculares.

twitter-data

Cuando evaluaron específicamente el contenido de tweets referidos a “ataque cardíaco” era más probable que se utilizara en un contexto metafórico, por ejemplo, “Si veo a Justin Bieber o One Direction voy a tener un ataque al corazón”, mientras términos como “hipertensión” provocaron una proporción menor de tweets no relacionadas con la salud del corazón, dijo Merchant.

En general, el 93,5% de los tweets seleccionados con criterio manual incluyeron información relacionada con la salud, con un 41,9% de discusión de factores de riesgo de ECV; 23,4% de advertencias acerca de enfermedad, con frecuencia en el contexto de la recaudación de fondos; y el 21,6%, acerca del tratamiento y manejo, a menudo centrado en temas tales como la dieta y el ejercicio, de acuerdo con el estudio.

semantica-twetts

Los investigadores no profundizaron para ver si la industria o superusuarios con una agenda particular jugaron un rol en los mensajes posteados, aunque sí observaron que los usuarios de Twitter fueron rápidos para responder a eventos como el Día Mundial de la Diabetes o las muertes de celebridades.

Merchant dijo que el uso de Twitter para la investigación clínica está todavía en su infancia, aunque proporciona una plataforma única para los médicos e investigadores para entender cómo las personas se comunican acerca de las enfermedades cardiovasculares.

“Hay una increíble cantidad de información que hay que aprender escuchando a los pacientes acerca de lo que realmente les importa, cuáles son sus preocupaciones, y luego desde el punto de vista de investigación, en realidad podemos sacarle mucho provecho a esos datos. Hay una señal,” dijo ella.

En un editorial acompañante [2], los editores de la revista JAMA Cardiology, Dres. Robert Harrington y Mintu Turakhia (ambos de la Universidad de Stanford, CA) escribieron que el estudio representa una desviación de la visión habitual de la revista, pero destaca el potencial del uso de “fuentes de datos emergentes tales como Twitter para la investigación cardiovascular, en este caso para evaluar la comunicación pública acerca de la medicina cardiovascular en una manera que no era posible anteriormente en tal escala”.

Establecen que los datos de Twitter y otras plataformas de redes sociales pueden ser extraídos por personas con conocimientos básicos de codificación a través de interfaces de programación de aplicaciones y que ya se están explorando para evaluar el abuso de medicamentos recetados, el reclutamiento y la realización de ensayos clínicos, y como una intervención para mejorar la atención, la educación y el manejo de las enfermedades crónicas.

Merchant dijo que ellos actualmente están realizando dos ensayos clínicos donde evalúan el uso de Twitter como una intervención para ayudar a los pacientes a controlar mejor su hipertensión o su diabetes. “La ventaja de Twitter es que no se trata sólo de la publicación de un solo lado, sino que hay esta oportunidad bidireccional para comunicarse de vuelta con la gente que es diferente a los mensajes de texto u otra plataforma en la que es sólo en un sentido”, dijo.

Turakhia y Harrington establecen que siguen habiendo dudas sobre la posibilidad de generalizar los datos de la Twitter, sobre las normas metodológicas para el análisis de datos, y temas éticos en la vinculación de estos datos con la información médica o clínica. Pero ellos van a animar a los lectores a presentar investigaciones y puntos de vista originales sobre el tema, señalando que “el desarrollo de pruebas para la salud digital es una prioridad importante para JAMA Cardiology.”

Referencias:

  1. Sinnenberg L, DiSilvestro CL, Mancheno C, et al. Twitter as a potential data source for cardiovascular disease research. JAMA Cardiol 2016; DOI:10.1001/jamacardio.2016.3029. Abstract

  2. Turakhia MP, Harrington RA. Twitter and cardiovascular disease: Useful chirps or noisy chatter? JAMA Cardiol 2016; DOI:10.1001/jamacardio.2016.3150. Editorial

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc
Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com



Rigoberto José Marcano Pasquier

Médico internista venezolano: 25a de graduado UCV! Tecnofílico. Ecléctico. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. CEO de Medicina Preventiva Santa Fe. WebMaster de medicinapreventiva.info y medicinapreventiva.com.ve Fotógrafo aficionado: Instagram @rigobertomarcano

rigotordoc has 259 posts and counting.See all posts by rigotordoc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: