Los depósitos de calcio en las arterias coronarias pueden predecir otras enfermedades no CV | Por: @rigotordoc

El calcio en las arterias coronarias (CAC) está asociado independientemente con múltiples enfermedades crónicas relacionadas con la edad e incluso en menor medida con las  enfermedades cardiovasculares, según los nuevos hallazgos del Estudio Multiétnico de Aterosclerosis (MESA) publicado en la edición de marzo de 2016 de JACC: Cardiovascular Imaging.

Una puntuación de más de 400 en imágenes de CAC se asoció independientemente con cáncer, enfermedad renal crónica (ERC), enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y fracturas de cadera.

La detección de CAC se comporta como un marcador del envejecimiento no saludable y de riesgo acumulado, determinando el riesgo para una variedad de enfermedades importantes.

Según el autor principal, el Dr. Michael Blaha (Johns Hopkins Ciccarone Center para la Prevención de la Enfermedad Cardíaca, Baltimore, estos resultados indican que la detección de CAC en efecto se comporta como un marcador del envejecimiento no saludable y de riesgo acumulado, determinando de alguna manera el riesgo para una variedad de enfermedades importantes.

Por otra parte, los pacientes con un CAC de cero parecen estar protegidos de enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas. El riesgo relativo para un evento no CV disminuyó 25% de estos individuos añosos saludables frente a los que tienen CAC detectable, según los resultados del trabajo.

A pesar de los resultados, el Dr. Blaha no cree que la determinación de CAC sea utilizada clínicamente para predecir enfermedades que no sean cardiovasculares. “Nuestra investigación implica principalmente que las personas con alto CAC están probablemente en mayor riesgo de una variedad de enfermedades, que es información útil para las aseguradoras, las organizaciones responsables de la atención médica, los responsables de las políticas públicas e incluso para los médicos individuales.”

 

calcio-coronarioDetalles del estudio

Los investigadores examinaron 6.814 participantes del estudio MESA y fueron seguidos durante un promedio de 10,2 años. Los diagnósticos de enfermedades no-CV fueron extraídos de los registros de pacientes hospitalizados por los códigos de la CIE-9. La mitad de los pacientes no tuvo ningún nivel de calcio coronario (CAC 0), el 40% tuvo una puntuación de 1 a 400, y el 10% tuvo  puntuaciones superiores a 400.

Las razones de riesgo proporcionales de Cox modificadas (RR) que explican el riesgo equivalente de cardiopatía coronaria fatal se calcularon para los nuevos diagnósticos de cáncer y otras condiciones.

Los análisis se ajustaron por edad, género, raza, nivel socioeconómico, estado de salud, índice de masa corporal, actividad física, dieta, consumo de tabaco, número de medicamentos utilizados, presión arterial sistólica y diastólica, colesterol total y HDL, presencia de diabetes, y el uso de antihipertensivos, aspirina y medicamentos para bajar el colesterol.

Después del ajuste completo, los pacientes con una puntuación de CAC de más de 400 tuvieron un riesgo 53% mayor que aquellos con un CAC de cero de desarrollar cáncer (RR 1,53).

El riesgo también se incrementó 70% para la ERC (RR: 1,70), 97% para las neumonías (RR 1,97), casi 3 veces para la EPOC (RR 2,71), y 4,29 veces para la fractura de cadera (RR, 4,29).

Un CAC de más de 400 no se asoció significativamente con demencia ni  con trombosis venosa profunda / Embolia pulmonar (TVP / EP). Esto puede ser debido a que hubo muy pocos casos de demencia y que la TVP / EP pueden tener más factores de riesgo de aparición aguda, tales como trauma y cirugía, según los autores del trabajo.

La autora principal, la Dra. Catalina Handy (Johns Hopkins) pidió precaución en exagerar los hallazgos para la fractura de cadera debido al pequeño número de casos, pero dijo que incluso ellos se sorprendieron por lo que encontraron para la EPOC y el cáncer.

 

Los mecanismos subyacentes

Es improbable que el CAC se asocie causalmente con resultados no relacionados con las enfermedades cardiovasculares, pero puede ser un “integrador de riesgo” que refleje los factores de riesgo que se acumulan durante toda la vida

Según la Dra Handy, el CAC es improbable que se asocie causalmente con resultados no relacionados con las enfermedades cardiovasculares, pero puede ser un “integrador de riesgo” que refleje los factores de riesgo medidos y no medidos que se acumulan durante toda la vida.

El CAC también predice de forma independiente la mortalidad por todas las causas, lo que podría ser impulsado por las enfermedades cardiovasculares y determinados eventos no CV.

En un editorial acompañante, los Dres Mosaab Awad, Parham Eshtehardi, y Leslee Shaw (Universidad de Emory, Atlanta, GA) escriben que la conexión más fuerte entre el CAC y todas estas condiciones no cardiovasculares establecidas es la edad.

Se sabe que el CAC aumenta con la edad en prevalencia y alcance, igual que las enfermedades cardiovasculares y otras condiciones no CV como el EPOC, el cáncer y la demencia.

Además, cuando el análisis se limitó a los participantes de MESA menores de 65 años, ninguno de los puntos finales NO-CV se asociaron significativamente con la edad. Por lo tanto, según los editorialistas, la pesada carga de estas enfermedades en los ancianos parece ser el principal impulso de los resultados del trabajo.

Los participantes con un CAC de cero también fueron significativamente más jóvenes que los que tenían un CAC de 1 a 400 o más de 400 (57,97 vs 65,32 vs 70,50, P <0,001), que también apoya el papel de envejecimiento en los hallazgos.

Los críticos de la determinación del CAC para la evaluación de riesgo de ECV también argumentan que los escáneres aumentan exposición a la radiación, y pueden conducir a pruebas innecesarias y costosas. Sin embargo, ciertamente no hay ninguna prueba de sangre que pueda predecir el cáncer o la enfermedad renal crónica.

Referencias

  1. Handy CE, Desai CS, Dardari ZA, et al. The association of coronary artery calcium with noncardiovascular disease: The Multi-Ethnic Study of Atherosclerosis. JACC Cardiovasc Imaging 2016; DOI:10.1016/j.jcmg.2015.09.020. Abstract
  2. Awad M, Eshtehardi P, Shaw LJ. Imaging atherosclerosis for global predictive health and wellness. JACC Cardiovasc Imaging 2016; DOI:10.1016/j.jcmg.2015.09.021. Abstract

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc
Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com

Rigoberto José Marcano Pasquier

Médico internista venezolano: 25a de graduado UCV! Tecnofílico. Ecléctico. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. CEO de Medicina Preventiva Santa Fe. WebMaster de medicinapreventiva.info y medicinapreventiva.com.ve Fotógrafo aficionado: Instagram @rigobertomarcano

rigotordoc has 259 posts and counting.See all posts by rigotordoc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: