Mantener un peso saludable es vital para mantener controlada la presión arterial | Por: @linternista

Según un estudio fue presentado en las 2017 American Society of Hypertension Joint Scientific Sessions, conservar un peso saludable puede ser el factor más importante para mantener controlada la presión arterial a largo plazo.

“El principal hallazgo de nuestro estudio consiste en el hecho de que mantener un peso corporal saludable hasta la edad madura puede limitar los incrementos en la presión arterial, así como ayudar a conservar la presión arterial baja en el curso de la vida”, manifestó el Dr. John Booth III, de la University of Alabama, en Birmingham, Estados Unidos.

“Puesto que hay muchos factores que contribuyen a los niveles bajos de presión arterial y al peso corporal bajo, es importante tener más conductas benéficas para la salud cardiaca en general, lo que incluye peso corporal saludable, nunca fumar, consumo de alcohol nulo o moderado, actividad física, y consumir una dieta sana”, señaló el Dr. Booth.

 

Para este análisis se evaluaron 4630 participantes del estudio CARDIA (Coronary Artery Risk Development in Young Adults) que tenían entre 18 y 30 años de edad en 1985 y 1986, cuando se inició el estudio. Durante el seguimiento a 25 años, a los participantes se les midió la presión arterial, y se les evaluaron las conductas saludables ocho veces, hasta cerca de la edad madura.

Los investigadores analizaron el efecto de mantener 5 conductas sanas sobre los niveles de presión arterial en el curso de 25 años: 1) peso corporal saludable, definido como un índice de masa corporal menor a 25 kg/m2; 2) nunca fumar; 3) consumir no más de siete bebidas alcohólicas por semana para las mujeres y no más de 14 para los hombres; 4) realizar 150 minutos o más de actividad física moderada a vigorosa por semana; y 5) consumir una dieta sana, con base en el apego al plan de alimentación DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension o Enfoques dietéticos para evitar la hipertensión).

Los participantes que mantuvieron un peso corporal saludable mostraron más probabilidades de tener una presión arterial normal a medida que aumentaba su edad. Específicamente, los que mantuvieron un peso corporal óptimo tuvieron 41% menos probabilidades de presentar un aumento de la presión arterial conforme aumentó su edad, informó el Dr. Booth.

Mantener la actividad física o una dieta saludable no se relacionó con cambios en la presión arterial durante el seguimiento. Nunca fumar y mantener un consumo de alcohol nulo o moderado se relacionó con menos incremento en la presión arterial hacia la edad madura, pero se necesita un estudio más extenso para verificar la conexión.

Los participantes en el estudio que mantuvieron por lo menos cuatro conductas sanas tuvieron 27% más probabilidades de tener una presión arterial normal, que una presión arterial creciente desde la adultez temprana hasta la edad madura (odds ratio [OR]: 0,73, IC 95%: 0,39 – 1,38).

Intercambio de dos por uno

“Es importante mantener el mayor número posible de conductas sanas, como peso corporal saludable, nunca fumar, ingesta de alcohol nula o moderada, actividad física, y consumir una dieta sana”, señaló el Dr. Booth.

“Los nuevos datos presentados son consistentes con estudios previos que demuestran que un mayor número de conductas saludables se relaciona con una mejor salud cardiaca”, dijo el Dr. Booth, agregando que “mantener un peso corporal normal puede ser el factor más importante” para mantener controlada la presión arterial.

“Pacientes y médicos deberían tener un diálogo abierto en torno a las conductas saludables y otros factores que contribuyen a la salud cardiaca”, recomendó el médico.

En su comentario al estudio, el Dr. Willie Lawrence Jr., vocero de la American Heart Association (AHA) indicó:

“Sabemos que existen diferentes características de riesgo para la hipertensión y otras alteraciones cardiacas, y este estudio trata de deslindar la importancia del peso corporal y algunos otros factores de riesgo que pueden predecir el desarrollo de una presión arterial elevada. El hecho de saber que el peso por sí solo puede ayudar a predecir si se desarrollará presión arterial alta en el futuro representó una ventaja, pues podemos enfocarnos en este objetivo”.

“Es una observación interesante y algo intuitiva; es congruente con las tasas rápidas de obesidad en la población afroestadounidense, y es paralela a la alta prevalencia de hipertensión en esa población. Por tanto, es una cuestión de intercambiar dos por uno; en teoría, si podemos lograr que las personas bajen de peso, esto ayudará a combatir la hipertensión”, concluyó el Dr. Lawrence.

Fuente: espanol.medscape.com

Referencia: Booth JN, Allen NB, Carson AP, y cols. 17-HBPR-A-476-AHA: Maintenance of optimal health behaviors over 25 years and cumulative blood pressure burden: prospective data from the Coronary Artery Risk Development in Young Adults study. 2017 American Heart Association (AHA) Council on Hypertension, AHA Council on Kidney in Cardiovascular Disease, American Society of Hypertension Joint Scientific Sessions. Presentado el 14 de septiembre de 2017; San Francisco, Estados Unidos.

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1070 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: