12 ‘superbacterias’ que amenazan la salud y e incluso la supervivencia humana | Por: @linternista

La Organización Mundial de la Salud (OMS) divulgó el día lunes 27 de febrero de 2017 su primera lista de “patógenos prioritarios” resistentes a los antibióticos, que incluye las doce familias de bacterias extremadamente peligrosas para la salud. Esa clasificación, destinada a promover la investigación de nuevos antibióticos, pone de manifiesto, según informó ese organismo en una videoconferencia, la amenaza que suponen las bacterias gramnegativas resistentes a múltiples antibióticos, con capacidad para resistir a los tratamientos.

Marie-Paule Kieny, subdirectora general de la OMS para sistemas de salud de innovación, instó a los Gobiernos a “comprometer fondos” para la investigación de nuevos antibióticos. En un comunicado la experta indicó que esa lista es “una nueva herramienta para garantizar que la investigación y el desarrollo respondan a las necesidades de salud pública urgentes”.

“La resistencia a los antibióticos va en aumento y estamos agotando muy deprisa las opciones terapéuticas. Si dejamos el problema exclusivamente a merced de las fuerzas de mercado, los nuevos antibióticos que con mayor urgencia necesitamos no estarán listos a tiempo”, opinó esa experta. La lista se divide en tres categorías, según la prioridad sea crítica, alta o media.

La lista de la OMS está dividida en categorías de prioridad ‘crítica’, ‘alta’ y ‘media’, en base a las cuales se transmite el grado de urgencia para los antibióticos que se necesitan. El grupo de prioridad crítica incluye las bacterias resistentes a múltiples fármacos, que son especialmente peligrosas en hospitales, residencias de ancianos y entre los pacientes que necesitan ser atendidos con dispositivos como ventiladores y catéteres intravenosos. Entre ellas figuran las llamadas bacterias Acinetobacter, Pseudomonas y varias enterobacteriáceas como Klebsiella, E. coli, Serratia y Proteus, que pueden provocar infecciones graves y a menudo letales, como septicemia y neumonía.

Estas bacterias se han vuelto resistentes a un gran número de antibióticos, como carbapenems y cefalosporinas de tercera generación (los mejores antibióticos disponibles para tratar bacterias resistentes a múltiples fármacos), destaca la OMS.

En cuanto a las categorías de prioridad alta y media, el organismo indicó que contienen otras bacterias que muestran una farmacorresistencia en aumento y provocan enfermedades comunes como la gonorrea o intoxicaciones alimentarias por salmonela.

Prioridad: Crítica
1. Acinetobacter baumannii, resistente a carbapenems
2. Pseudomonas aeruginosa, resistente a carbapenems
3. Enterobacteriaceae, resistentes a carbapenems, productoras de BLEE
Prioridad: Alta
4. Enterococcus faecium, resistente a vancomicina
5. Staphylococcus aureus, resistente a meticilina, resistencia intermedia y completa a la vancomicina
6. Helicobacter pylori, resistente a claritromicina
7. Especies del género Campylobacter, resistentes a fluoroquinolonas
8. Salmonellae, resistente a fluoroquinolona
9. Neisseria gonorrhoeae, resistente a cefalosporina y a fluoroquinolona
Prioridad: Media
10. Streptococcus pneumoniae, no susceptible a penicilina
11. Haemophilus influenzae, resistente a ampicilina
12. Especies del género Shigella, resistentes a fluoroquinolona
BLEE: beta-lactamasa de espectro extendido

Estas bacterias demandan “acción rápida por parte de la comunidad  científica, para desarrollar nuevos tratamientos que permitan tratar las infecciones que producen,” expresó la Dra. Kieny durante una conferencia de prensa. Un grupo de expertos internacionales seleccionó las bacterias para incluirlas con base en la mejor evidencia disponible y criterios estrictos, tales como el nivel de resistencia al tratamiento existente, tasas de mortalidad, prevalencia en la población, y la carga que representan para el sistema de salud, explicó.

Mycobacterium tuberculosis no se incluyó en la lista debido a que  existe un acuerdo en cuanto a que constituye la prioridad más importante para la investigación y desarrollo de nuevos antibióticos, y también porque ya se aborda en diversos programas específicos y bien financiados, señaló la Dra. Kieny. Otras bacterias que no se incluyeron, como Streptococcus de los grupos A y B, y Chlamydia, tienen bajos niveles de resistencia a los tratamientos existentes, y actualmente no plantean una amenaza importante para la salud pública.

Con esa clasificación, la OMS quiere urgir a los Gobiernos a establecer políticas que promuevan la investigación científica básica y la I+D avanzada mediante organismos financiados con fondos públicos. Keany también puntualizó que el bacilo de la tuberculosis, cuya resistencia al tratamiento tradicional ha ido en aumento en los últimos años, no ha sido incluido en la lista porque es objeto de otros programas específicos.

Otras bacterias que no se nombran, como los estreptococos de los grupos A y B y la Chlamydia, tienen bajos niveles de resistencia a los tratamientos existentes y no representan actualmente una amenaza significativa para la salud pública, según la OMS.

Entre algunos de los criterios seguidos para incluir patógenos en esa clasificación se tuvo en cuenta el grado de letalidad de las infecciones, que el tratamiento requiera o no una hospitalización larga o la frecuencia con que las bacterias presentan resistencia a los antibióticos existentes cuando infectan a las personas de las comunidades.

Desarrollo de antibióticos “prácticamente” nulo

Según destacó, por su parte, la profesora Evelina Tacconelli, jefa de la División de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Tübingen PhD, quien presidió el informe, “este informe significa un paso importante para identificar las bacterias que representan el máximo riesgo en la atención a los pacientes debido a una falta de tratamientos eficaces; los nuevos antibióticos desarrollados contra los patógenos prioritarios que figuran en esta lista contribuirán a reducir las muertes debidas a infecciones resistentes en todo el mundo”.

Esta experta advirtió además de que “esperar más producirá problemas adicionales de salud pública y repercutirá enormemente en la atención a los pacientes”.

“Esperamos que el presente informe impulse a los gobiernos y a los grupos de investigación que trabajan en el desarrollo de antibióticos, a establecer las prioridades de investigación correctas que reduzcan la morbilidad por infecciones resistentes a antibiótico a nivel mundial”, añadió la Dra. Tacconelli, miembro del comité ejecutivo de la Sociedad Europea de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas.

La Dra. Kieny señaló que actualmente, precisamente cuando la resistencia a los antibióticos está alcanzando niveles “alarmantes”, resulta irónico que el desarrollo de antibióticos sea “prácticamente nulo”.

“El propósito de la lista es señalar a la comunidad científica y a la industria farmacéutica las áreas en que deben enfocarse para abordar amenazas urgentes para la salud pública.  Otro objetivo importante de la publicación de la lista consiste en alentar a los gobiernos a establecer políticas e incentivos que promuevan la investigación básica, así como para agilizar la investigación y desarrollo, tanto por los organismos con financiación pública, como por el sector privado que invierte en nuevos antibióticos”, concluyó la Dra. Kieny.

Referencia: Organización Mundial de la Salud (OMS). Global priority list of antibiotic-resistant bacteria to guide research, discovery, and development of new antibiotics. Publicado el 27 febrero de 2017. Informe

Fuentes: eltiempo.com / espanol.medscape.com

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 899 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: