Una nueva vacuna contra el paludismo logra el cien por ciento de protección | Por: @linternista

En la carrera para una vacuna eficaz y segura contra el paludismo o malaria, se acaba de sumar una propuesta diferente que podría convertirse en la mejor para luchar contra una de las grandes amenazas de la salud humana. Científicos de la Universidad alemana de Tübingen y de la compañía biotecnológica Sanaria han logrado el cien por ciento de protección con una nueva estrategia de inmunización que, además, parece segura.

A pesar de que estos esperanzadores resultados solo se han obtenido en un grupo pequeño de 35 voluntarios, los resultados son tan prometedores que ha merecido su publicación en la revista Nature. La nueva vacuna es eficaz con tres dosis.

La malaria es una enfermedad que se transmite por la picadura del mosquito anopheles. Aunque él, en realidad, no es el «malo» de la película. Tan solo es el portador del agente que causa la enfermedad, un parásito llamado Plasmodium que invade el hígado de sus víctimas. La gravedad de la infección depende del tipo de parásito que la ocasione y el «P. falciparum», endémico en África, es el más letal.

Tratamiento combinado

Contra este «asesino en serie» se ha diseñado la nueva vacuna que, a diferencia de sus predecesoras, utiliza en su composición parásitos vivos sin atenuar. Pero para no provocar la enfermedad, los investigadores combinaron la vacuna con un medicamento antimalárico muy conocido y económico, la cloroquina. La estrategia consiste en proporcionar la cloroquina dos días antes del pinchazo como un seguro de vida. Así, el parásito vivo de la malaria obliga al organismo a generar una respuesta inmune potente, pero muere antes de completar el ciclo de infección. La cloroquina le mata sin que dé tiempo a aparecer los primeros síntomas.

Durante el ensayo, ninguno de los 35 voluntarios que probaron esta terapia combinada experimentaron efectos secundarios de interés, ni siquiera los que recibieron la dosis más alta, que fueron también los que lograron el cien por cien de protección. Todos recibieron tres dosis con un mes de intervalo entre cada una de ellas. Queda por demostrar si el tratamiento funcionará sobre el terreno, en la población africana y en niños de corta edad, donde la infección es más letal.

El siguiente paso, probarla en Malí y Gabón

Estos estudios ya están en marcha. «La vacuna se está probando en Alemania, Estados Unidos y Guinea Ecuatorial. En los próximos 6-9 meses se ensayará en Malí, Gabón y, confíamos también en Ghana y Kenia», explicó a ABC, Stephen Hoffman, uno de los autores principales de la investigación que se publica en «Nature». Hoffman, que también es el presidente de Sanaria, asegura que su objetivo es utilizar su nueva estrategia en campañas masivas de vacunación «para detener la transmisión de la malaria y eliminar los parásitos que causan el 99 por ciento de las muertes por esta infección».

Vacuna coste-efectiva

Lo que aún no tiene claro es si se pondrá un precio simbólico para que la vacunación no sea un problema para los países afectados, también los más pobres. Ese era el objetivo de GSK, la compañía farmacéutica que hasta ahora tenía la vacuna contra la malaria más prometedora. Hoffman es optimista: «Necesitamos proteger a toda la población y para que tenga éxito el tratamiento debe ser coste-efectiva. Somos optimistas de que lo será».

Aunque aún queda un largo camino por recorrer hasta su comercialización. La propuesta de Sanaria es, «sin duda muy esperanzadora», asegura Carlota Dobaño, jefa del grupo de inmunología de ISGlobal. Dobaño, que ha colaborado en la investigación, advierte que aún debe superar bastantes retos. «Los primeros sobn logísticos. Para mantener los parásitos vivos dentro de la vacuna, los viales se deben congelar y esto puede ser un reto en África porque se debe transportar en tanques de nitrógeno líquido. También sería aconsejable reducir las dosis necesarias o acortar el tiempo de inmunización para que las campañas de vacunación sean más eficaces», dice la investigadora del ISGlobal, centro impulsado por la Obra Social “la Caixa”.

Las resistencias de la cloroquina

Otra de las incertidumbres está en la cloroquina. Es el fármaco antimalárico más barato que existe, pero los parásitos de la malaria se están volviendo resistentes a este tratamiento. Si no funciona, se perdería una de las patas de la estrategia. La compañía farmacéutica Sanaria no cree que sea un problema, aunque reconocen que ya están testando otros medicamentos alternativos. «Ya existen otras opciones en el mercado, pero no sabemos si funcionarán tan bien como la cloroquina. No sabemos si la cloroquina es eficaz porque tiene un efecto inmunomodulador y/o funciona porque mata a los parásitos. Aún hay muchos aspectos que no entendemos y debemos investigar para dilucidar el mecanismo de acción de esta y otras vacunas experimentales de la malaria. Aún hay muchas dudas», apunta Carlota Dobaño.

Fuente: abc.es

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 899 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: