Las principales causas de la depresión femenina son estrés, síndrome del nido vacío y problemas de salud | Por: @linternista

Según explica la psicóloga Pilar Conde, no sólo es que ellas continúen siendo más proclives a la depresión y a sus trastornos asociados, es que, además, tienen menos reparos en pedir ayuda y en compartir sus problemas.

Por un lado, en España es más habitual asociar la petición de ayuda al rol femenino. Un aspecto «que se ve como negativo, tratándose, sin embargo, de un derecho de cualquier persona. El pedir ayuda, acudir a un especialista, lo considero un signo de inteligencia».

Por este motivo, si la mujer pide ayuda se tolera mejor socialmente que si lo hiciese el hombre. También a éste le cuesta más compartir su problema debido a los estilos de crianza y socialización, aunque, por supuesto, cada caso depende de la experiencia personal y las vivencias acumuladas.

Ya en el momento de asumir que se está padeciendo una depresión, unas y otros se comportan de forma diferente. La culpa, según Conde, podría achacarse a los roles de género, en el sentido de que hasta hace poco se ha venido considerando que “un hombre no debería ser débil, ni tener problema en la regulación de las emociones, lo que conlleva a que enmascare, por vergüenza, los síntomas más asociados a la depresión”.

Así, las manifestaciones en los hombres son más físicas, como dolores, problemas de enfado, irritabilidad o tendencia al consumo de alcohol. Sin embargo en la mujer, son más comunes los síntomas y expresiones de tristeza, apatía, ansiedad y aislamiento.

En cuanto a la incidencia, desde Clínicas Origen, explican que no existen unas razones claras por las que la depresión afecte más a la mujer que al hombre, aunque sí se pueden identificar los factores que le hacen a ella más vulnerable a esta enfermedad. Se trata, en general, de aspectos genéticos, hormonales (cambios en la adolescencia, en la menopausia y en el embarazo, y postparto) y sociales.

Si indagamos en la realidad de la mujer, la terapeuta identifica tres motivos psicosociales como causas repetidas en la depresión de la mujer:

-El primero y muy importante, el elevado nivel de estrés ante las demandas externas a las que tiene que enfrentarse la mujer actual (laborales, domésticas, familiares, sociales). La asunción de mayor número de roles, en el mismo espacio de tiempo. A nivel social se dan dos aspectos que no llegan a acompañar el cambio del rol femenino. Por un lado, la ausencia de ayudas suficientes por parte del gobierno para fomentar la igualdad de género. Por otro lado, el cambio de la visión de la mujer hacia sí misma no ha ido acompañado del cambio por parte del hombre.

-El segundo afecta a quienes han sido amas de casa y se han encargado de la crianza de sus hijos. Cuando los hijos abandonan el hogar, se produce lo que se conoce como el síndrome del «nido vacío». La mujer deja de tener una obligación diaria, una rutina, lo que conlleva a tener dificultades en la generación de una nueva rutina placentera, haciéndole vulnerable a la depresión.

-El tercer elemento son los problemas de salud serios, que limitan no sólo la movilidad personal, sino también el tiempo destinado al ocio y a la autorrealización.

Frente a estos problemas, la mujer, sobre todo en el amplio abanico de edad que abarca de los 20 a los 55 años, quiere sentirse bien y pide ayuda. Uno de los mayores motivos de consulta, explica la psicóloga, es la búsqueda de herramientas para trabajar la asertividad: «consideran que durante mucho tiempo han cedido, no sólo a sus parejas, sino en su vida en general y reclaman diferentes maneras de interaccionar con la sociedad que les genere mayor bienestar emocional».

Fuente: abc.es

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 987 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: