El sulforafano: un antioxidante presente en el brócoli que pudiera ser la nueva opción para la diabetes tipo 2 | Por: @linternista

Según un estudio publicado en versión electrónica el 14 de junio en Science Translational Medicine, un antioxidante encontrado en el brócoli, llamado sulforafano, podría ser la nueva opción para el tratamiento de la diabetes de tipo 2.

El autor principal, el Dr. Anders Rosengren, PhD, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia dijo: “Identificamos una sustancia llamada sulforafano, que reduce la producción excesiva de glucosa hepática, uno de los mecanismos centrales de la diabetes de tipo 2”.

Este estudio es el primero en demostrar que el sulforafano puede modificar la producción de glucosa por el hígado en los pacientes con diabetes de tipo 2.

La investigación utilizó un abordaje inusual, ya que comenzó con un estudio genético para identificar los posibles compuestos de interés, y después los investigadores realizaron varias pruebas de los compuestos identificados en líneas celulares y animales, hasta probarlos en seres humanos.

“Muchos estudios afirman que diferentes componentes de los alimentos brindan un beneficio, sin embargo, pocos han investigado el mecanismo de acción detrás de estas aseveraciones”, explicó el Dr. Rosengren.

El estudio utilizó un extracto de brócoli altamente concentrado, que sería equivalente a comer 5 kg de brócoli por día. Debido a que es casi imposible ingerir estas cantidades del vegetal, el sulforafano necesita ser administrado como un extracto.

Estudios previos han analizado el extracto de brócoli y sus posibles beneficios en el cáncer y las enfermedades inflamatorias, y han encontrado que su uso tiene pocos efectos secundarios.

“Consideramos que el extracto de brócoli podría ser una adición interesante a los tratamientos actuales. Observamos una disminución significativa en los niveles de glucosa en ayunas y en la hemoglobina glucosilada (HbA1c) 12 semanas después del tratamiento en pacientes obesos con diabetes de tipo 2 descontrolada”, comentó el Dr. Rosengren.

Los resultados son “muy alentadores”, agregó el autor, enfatizando que se necesitan más estudios antes de poder recomendarlo a pacientes con diabetes.

Del laboratorio a los seres humanos

Los investigadores estudiaron la expresión genética de pacientes con diabetes de tipo 2, e identificaron 50 genes implicados en la producción excesiva de glucosa por el hígado. Posteriormente analizaron 3800 compuestos, y utilizaron un modelo matemático para determinar cuáles disminuían mejor la expresión genética. Este análisis identificó al sulforafano como el mejor candidato.

El sulforafano después fue probado en ratones sanos, y se demostró que la producción de glucosa hepática disminuía. Posteriormente el compuesto se probó en ratas y ratones con diabetes inducida (por la dieta), y se demostró que su administración impedía el desarrollo de intolerancia a la glucosa. Sulforafano también mejoró la tolerancia a la glucosa en animales que ya habían desarrollado una intolerancia previa, resultados similares a la metformina.

Finalmente, los investigadores probaron el sulforafano en seres humanos con diabetes de tipo 2 en un estudio doble ciego, aleatorizado y con un grupo de control (placebo).

Todos los participantes del estudio estaban tomando metformina (60 estaban bien controlados: 37 descontrolados [20 sin obesidad y 17 con obesidad]). Los pacientes fueron asignados al azar a las 12 semanas de tratamiento con placebo o con extracto de brócoli.

Los niveles de HbA1c disminuyeron de manera estadísticamente significativa después de 12 semanas (p = 0,004) en el grupo con el extracto de brócoli, mientras que el grupo de control no mostró diferencia con respecto a la medición basal (p = 0,5).

Los participantes que iniciaron el estudio con diabetes descontrolada y utilizaron el extracto de brócoli presentaron una disminución estadísticamente significativa en los niveles de glucosa en ayunas, en comparación con los asignados al grupo de control (p = 0,023).

Específicamente los pacientes con obesidad y diabetes descontrolada que recibieron el extracto de brócoli presentaron una disminución estadísticamente significativa de la glucosa en ayunas y la HbA1c, en comparación con el grupo de control (p = 0,036, y p = 0,034, respectivamente).

Sin embargo, el extracto de brócoli no mostró ningún efecto en los participantes con diabetes bien controlada.

Algunos de los participantes asignados al extracto de brócoli experimentaron malestar gastrointestinal y flatulencias. Estos síntomas desaparecieron después de los primeros días del tratamiento, y no se encontraron diferencias estadísticamente significativas en los efectos adversos entre los grupos.

¿Cuál es el mecanismo de acción?

El estudio identificó que el probable mecanismo de acción del sulforafano es mediante la alteración de un factor de transcripción, el factor 2 nuclear eritroide (NRF2). Este factor induce cambios hepáticos y disminuye la expresión de las enzimas involucradas en la producción de glucosa.

Los pacientes con obesidad pueden ser los más beneficiados, ya que en ellos la producción de glucosa hepática es particularmente exagerada, explicó el Dr. Rosengren.

Sin embargo, se necesitan estudios adicionales antes de que el extracto de brócoli pueda ser recomendado para los pacientes, reiteró.

El Dr. Rosengren y sus colaboradores planean probar el extracto en individuos con prediabetes, para determinar si puede ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes.

Actualmente están trabajando con una organización de agricultores en Suecia, llamada Lantmännen, para proveer el extracto del brócoli.

Fuente: espanol.medscape.com

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1070 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: