Bebidas azucardas y edulcoradas, incluyendo las ligth y jugos de fruta aumentan la tensión arterial | Por: @linternista

Según una investigación realizada en 1868 personas de entre 55 y 80 años con un alto riesgo cardiovascular, tomar más de cinco vasos a la semana de bebidas azucardas o edulcoradas, incluyendo las ligth y jugos de fruta aumentan la obesidad abdominal, la hipertensión arterial, los niveles de triglicéridos en sangre y reduce el colesterol bueno.

El trabajo forma parte del estudio Predimed (Prevención con Dieta Mediterránea), y los resultados se han publicado en la prestigiosa revista «Journal of Nutrition». Las personas que siguen este hábito presentan, respectivamente, un 43 por ciento y un 74 por ciento más de riesgo de desarrollar síndrome metabólico que aquellos que toman más de un vaso a la semana.

A largo plazo

También se ha demostrado que un consumo elevado de jugos de frutas naturales y envasados aumenta el riesgo de padecer este síndrome con el tiempo. Estos resultados son fruto de una investigación desarrollada por Cíntia Ferreira-Pêgo, bajo el liderazgo de los doctores Nancy Babio y Jordi Salas-Salvadó, director de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili e investigador principal de la red Ciberobn del Instituto de Salud Carlos III.

La investigación también demuestra que un consumo de más de cinco vasos a la semana de cualquiera de estas bebidas aumenta no sólo el riesgo de desarrollar síndrome metabólico en su conjunto, sino también de presentar algunos de los componentes de este síndrome.

En el caso de las bebidas azucaradas incrementa un 9 por ciento el riesgo de tener hipertensión y también de presentar los niveles bajos de colesterol HDL o «bueno». En cuanto a las conocidas como «light» o «diet» y los jugos de frutas naturales, su ingesta también se asoció a un mayor riesgo de tener obesidad abdominal. En comparación a aquellas personas que raramente toman jugos de fruta envasados y bebidas light, las que sí lo hacen en una cantida de al menos cinco vasos por semana tienen más riesgo de tener los triglicéridos en sangre elevados. Los resultados de la investigación refuerzan la hipótesis de que las bebidas azucaradas o edulcoradas y los jugos de frutas deben estar en la cima de la pirámide nutricional, recomendando disminuir su consumo.

Las bebidas azucaradas tienen un bajo valor nutricional, ya que básicamente aportan grandes cantidades de azúcares u otros edulcorantes. Durante los últimos años, se ha relacionado el consumo excesivo de este tipo de bebidas con un mayor riesgo de padecer sobrepeso y obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares e incluso algunos tipos de cáncer, entre otros. Sin embargo, aún no había suficiente evidencia científica que las relacione con el riesgo de desarrollar un síndrome metabólico.

Por otra parte, pocos estudios han relacionado este síndrome con el consumo de bebidas de tipo «light» o «diet», ya que las personas que normalmente ingieren estos productos suelen tener más cuidado con su alimentación. En general, la gente suele pensar que los jugos de fruta son opciones más saludables, ya que contienen vitaminas y minerales. No obstante, hay pocos estudios que hayan analizado su efecto sobre el metabolismo.

Fuente: larazon.es

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 853 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: