¿A qué velocidad camina la Muerte? | Por: @rigotordoc

La velocidad de la caminata marcha preferida por la parca, llamada localmente “la pelona” es de 0,82 m/seg (unos 3 km/h) bajo condiciones de trabajo. Como ninguno de los hombres en el estudio con marchas superiores a 1,36 m/seg (unos 5 km/h) o más tuvo contacto con la muerte, esta pareciera ser la velocidad máxima de la parca.

Los resultados se derivan de un trabajo publicado por Fiona F Stanaway, Danijela Gnjidic, Robert G Cumming, (Profesor de medicina geriátrica y epidemiología) y colaboradores de la Escuela de Salud Pública de Sydney, Universidad de Sydney, Sydney, Australia, que fue publicado en la revista British Medical Journal.

La Parca, también llamada la Pelona, la personificación de la muerte, es una bien conocida figura mitológica y literaria. Se describe llevando un manto negro con capucha, una guadaña y con apariencia caquéctica.

Grim Reaper walkLa velocidad de la caminata es una medida objetiva de uso general de la capacidad física en las personas mayores, que predice la sobrevida en varios estudios de cohorte. Un meta-análisis de 2011 (Studenski S, Perera S, Patel K, Rosano C, Faulkner K, Inzitari M, et al. JAMA 2011;305:50-8) demostró que el estar en el cuartil más bajo de la velocidad al caminar en comparación con el más alto, se asoció con un triple aumento del riesgo de mortalidad. Más aún, la asociación entre una velocidad lenta de caminata y la mortalidad parece consistente a través de varios grupos étnicos y muestra una relación dosis-respuesta. Aunque, la asociación entre la velocidad al caminar y la mortalidad ha sido bien documentada, la relación biológica plausible entre los dos aún no está clara.

Grim Reaper walk2Se evaluó si la relación entre la velocidad de marcha lenta y la mortalidad resultan del incremento de la probabilidad de ser alcanzados por la muerte y se hipotetizó que se podría determinar la velocidad de la marcha de la Parca.

Se analizaron los datos del estudio de Cohortes CHAMP (Concord Health and Ageing in Men Project, por sus siglas en inglés), donde participaron hombres de 70 y más años de edad, que vivan en varios suburbios del centro urbano de Sydney, Australia. Fueron reclutados entre enero de 2005 a junio de 2007 y las evaluaciones iniciales fueron realizadas en la primera visita a la clínica. El único criterio de exclusión era vivir en un centro de cuidados a personas mayores.

La velocidad de la caminata se midió al paso habitual. Personal capacitado utilizó un cronómetro para registrar el tiempo empleado por los hombres para caminar 6 m. Se utilizó el tiempo más rápido de dos ensayos. Las velocidades de marcha fueron ajustadas por la altura sobre la base de la definición utilizada en el Estudio de Salud Cardiovascular.

Los hombres fueron seguidos por teléfono en intervalos de cuatro meses a partir de la evaluación inicial y durante las visitas clínicas a dos y cinco años, lo que permitió que los datos de supervivencia estuvieran actualizados. Tanto para el examen inicial como para las visitas de seguimiento, los hombres completaron un cuestionario en casa antes de venir a la clínica del Hospital Concord.

Los períodos de seguimiento variaron entre los hombres (media de 59,3 meses). El seguimiento comenzó en la evaluación inicial y terminó en la fecha de la muerte o el final del período de estudio. Para los retiros, la fecha de finalización fue la fecha en la que se contactó el registro de defunciones.

De 2.815 hombres elegibles contactados, 1.511 (53,7%) participaron en el estudio. 194 hombres adicionales que vivían en el área de estudio se enteraron y fueron reclutados, dando una muestra final de 1.705 participantes. Debido a que el área de estudio CHAMP tiene una alta proporción de inmigrantes, sólo el 49,8% de los hombres en el estudio CHAMP nacieron en Australia, el 19,6% en Italia, 4,6% en Gran Bretaña, 3,9% en Grecia y 2,7% en China.

Los hombres han sido seguidos durante una media de 59,3 meses. La velocidad de la caminata al inicio del estudio no estaba disponible en 77 hombres, en su mayoría debido a incapacidad para completar la prueba. Un total de 266 muertes ocurrieron durante el seguimiento. La velocidad media fue de 0,88 (0,15-1,60) m/s.

Se observó que el mayor índice de Youden (0.293) a una velocidad de caminata de 0,82 m/s (unos 3 km/h), lo que corresponde a una sensibilidad del 63% y una especificidad del 70%. El análisis de regresión de Cox mostró que los hombres de edad avanzada con una velocidad de caminata por encima de 0,82 m/s tenían 1,23 veces menos probabilidades de morir (IC 95%: 1,10 – 1,37) que los que tenían una velocidad más lenta para caminar (P = 0,0003).

Por cada aumento de una unidad (m/s) en la velocidad al caminar, la razón de riesgo de aumento de la mortalidad fue de 2,77 (IC 95%: 2,08-3,68, p <0,001). Por otra parte, se obtuvo una sensibilidad de 1,0 cuando se utilizó una velocidad de caminata de 1,36 m/s (unos 5 km/h) o más, lo que indica que no hubo hombres con velocidades de marcha de 1,36 m/s o que tuvieron contacto con la parca.

En base a las características del análisis y de la estimación del índice de Youden, una velocidad de caminata 0,82 m/s fue más predictiva de mortalidad. Por lo tanto, podemos predecir que esta es la velocidad a la que probablemente la Parca prefiere deambular en sus “condiciones de trabajo”. Los hombres mayores que caminaban a velocidades superiores a 0,82 m/s tuvieron 1,23 veces menos probabilidades de encontrarse con la muerte. Además, ninguno de los que caminaba a una velocidad de 1,36 m/s o más fueron capturados por la muerte (n = 22, 1,4 %).

Esto apoyó la hipótesis de que una mayor velocidad tienen un efecto protector contra la mortalidad debido a los caminantes rápidos pueden mantener una distancia segura de la Parca. Curiosamente, la velocidad de la marcha estimada de la Parca en el presente estudio, es prácticamente idéntica a la velocidad de la marcha (0,80 m/s) asociada a una expectativa media de vida en la mayoría de las edades y para ambos sexos, en un meta-análisis de la velocidad de la marcha y la mortalidad en el que utilizaron datos de diversas poblaciones. (Studenski S et al. JAMA 2011)

Esto indica que la velocidad de la marcha preferida de la parca durante el “reclutamiento” de las almas es relativamente constante independientemente de la ubicación geográfica de las personas, el sexo o el origen étnico.

BMJ 2011;343:d7679

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc

Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com

Rigoberto José Marcano Pasquier

Médico internista venezolano: 25a de graduado UCV! Tecnofílico. Ecléctico. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. CEO de Medicina Preventiva Santa Fe. WebMaster de medicinapreventiva.info y medicinapreventiva.com.ve Fotógrafo aficionado: Instagram @rigobertomarcano

rigotordoc has 259 posts and counting.See all posts by rigotordoc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: