Hay asociación genética entre la adiposidad abdominal y la diabetes y la cardiopatía isquémica | Por: @linternista

Según un nuevo estudio publicado el 14 de febrero en Journal of the American Medical Association, aquellos individuos con predisposición genética para aumentar de peso, especialmente alrededor de la cintura, tienen más probabilidades de presentar incremento de triglicéridos, glucosa plasmática y presión arterial, así como mayor chance de desarrollar diabetes de tipo 2 o cardiopatía isquémica.

Una predisposición genética a un mayor cociente cintura-cadera, ajustado con respecto al índice de masa corporal (IMC) como un indicador de la adiposidad abdominal, se asoció a un aumento en el riesgo de presentar diabetes tipo 2 y cardiopatía isquémica, afirman Connor A. Emdin, DPhil, de la Escuela Médica Harvard, en Boston, Estados Unidos, y sus colaboradores, en un artículo.

“Los resultados del estudio proporcionan evidencia que apoya una relación causal entre la adiposidad abdominal y estos desenlaces”, concluyen los autores.

Asociaciones de todo el genoma

Estudios que analizan el vínculo entre adiposidad abdominal y diabetes de tipo 2 o cardiopatía isquémica subsiguientes pueden estar alterados por factores de confusión desconocidos (como los factores del estilo de vida), o causalidad inversa, señalan el Dr. Emdin y sus colaboradores. Investigar la manera en que la predisposición genética a la adiposidad abdominal afecta a estos resultados evitaría tales problemas.

En consecuencia, los investigadores analizaron datos de 322.154 participantes en cuatro estudios de asociación de todo el genoma, de 2007 a 2015, y de 111.986 individuos que tenían datos recabados de 2007 a 2011, en el Biobanco del Reino Unido. Los individuos del Biobanco del Reino Unido tenían una media de edad de 57 años y 53% pertenecía al género femenino. Su media de cociente cintura-cadera era de 0,875.

Los investigadores emplearon una puntuación de riesgo genético con base en la presentación de 48 polimorfismos de un solo nucleótido (SNP) que se asociaban a adiposidad abdominal.

En un análisis de aleatorización mendeliana, tener una predisposición poligenética a la adiposidad abdominal se vinculó a un incremento en las concentraciones de factores de riesgo cardiometabólicos y a un mayor riesgo de presentar diabetes de tipo 2 y arteriopatía coronaria.

En concreto, el incremento de una desviación estándar en el cociente cintura-cadera, basado en la puntuación de riesgo poligénico y ajustado con respecto al índice de masa corporal se asoció a concentraciones de triglicéridos 27 mg/dl más altas, concentraciones de glucosa a las dos horas 4,1 mg/dl más altas, y cifras de presión arterial sistólica 2,1 mm Hg más altas (p < 0,001 para cada variable).

Además, señala el grupo, el mismo parámetro del cociente cintura-caderase asoció a un mayor riesgo de presentar diabetes de tipo 2 (odds ratio [OR]: 1,77; IC  95%: 1,57-2,00) y cardiopatía isquémica (OR: 1,46; IC  95%: 1,32-1,62) (Fig. 4)

De acuerdo con Emdin y sus colaboradores, se obtuvieron tres conclusiones principales de este estudio: “En primer lugar, estos hallazgos brindan apoyo genético humano a las observaciones previas que relacionan la adiposidad abdominal con las enfermedades cardiometabólicas”, como las observadas en el estudio de casos y testigos sobre infarto de miocardio agudo INTERHEART.

“En segundo lugar, los resultados indican que la distribución del tejido adiposo en el cuerpo, más allá de la medición simple del índice de masa corporal, podría explicar, en parte, a variación en el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2 y cardiopatía isquémica que se observa en diferentes individuos y subpoblaciones”. Por ejemplo, un aumento de la adiposidad abdominal para determinado índice de masa corporal puede explicar el riesgo excesivo que tienen los sudasiáticos de presentar arteriopatía coronaria, en comparación con otras poblaciones, o en hombres en comparación con mujeres, señalan, los investigadores.

“En tercer lugar, el cociente cintura-cadera ajustado según el IMC podría resultar útil como un biomarcador para el desarrollo de tratamientos que eviten la diabetes de tipo 2 y la arteriopatía coronaria”, ya que hasta ahora se ha hecho poco esfuerzo por desarrollar terapias que modifiquen la forma en que se distribuye el tejido adiposo en el cuerpo.

Referencia: Emdin CA, Khera AV, Natarajan P, Klarin D, y cols. Genetic Association of Waist-to-Hip Ratio With Cardiometabolic Traits, Type 2 Diabetes, and Coronary Heart Disease. JAMA. 14 Feb 2017;317(6):626-634. doi: 10.1001/jama.2016.21042. Resumen

Fuente: espanol.medscape.com

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1007 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: