Fueron publicadas nuevas guías para el manejo de la hipertensión por el American College of Cardiology (ACC) y la American Heart Association (AHA) | Por: @linternista

El American College of Cardiology (ACC), y la American Heart Association (AHA) han publicado una nueva guía para la prevención, detección, evaluación y manejo de la hipertensión en adultos, con una definición que designará como hipertensión en etapa 1 cifras de 130 a 139 mm Hg en la presión sistólica, u 80 a 89 mm Hg en la diastólica.

El nuevo documento, disponible gratuitamente “ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ASPC/NMA/PCNA de 2017 para prevención, detección, evaluación y tratamiento de la hipertensión arterial en adultos” incluye nuevas recomendaciones sobre la definición de hipertensión, umbrales de presión arterial sistólica y diastólica para iniciar el tratamiento con medicamentos antihipertensivos, y un nuevo objetivo intensivo en el tratamiento de la presión arterial.

Las nuevas recomendaciones guías se dieron a conocer en el Congreso de la American Heart Association (AHA) 2017, y fueron publicadas simultáneamente en Journal of the American College of Cardiology,[1] y en la revista científica de la American Heart Association Hipertension.[2]

Según el Dr. Paul Whelton (Tulane University School of Public Health and Tropical Medicine, Nueva Orleans, Estados Unidos), “el objetivo fue proporcionar una guía exhaustiva para diagnóstico, prevención, evaluación, tratamiento y, lo más importante, estrategias para mejorar las tasas de control durante el mismo”,

El Dr. Whelton puntualizó 5 áreas principales resaltadas en las nuevas guías:

  • Un fuerte énfasis en la medición de la presión arterial, tanto en la exactitud de las mediciones, como en el empleo del promedio de cifras obtenidas durante varias consultas, así como el hecho de resaltar las determinaciones de la presión arterial fuera del consultorio, “lo cual es relativamente nuevo para una guía sobre presión arterial”.
  • Un nuevo sistema de clasificación de la presión arterial, que actualiza las guías previas del Seventh Report of the Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Pressure (JNC7). “Consideramos que la evidencia respaldaba un sistema de clasificación ligeramente nuevo”.
  • Un nuevo enfoque en la toma de decisiones para el tratamiento, que incorpora el riesgo cardiovascular subyacente.
  • Cifras de presión arterial más bajas establecidas como objetivo durante el tratamiento de la hipertensión.
  • Estrategias para mejorar el control de la presión arterial durante el tratamiento, con énfasis en los enfoques en el estilo de vida.

Las nuevas guías eliminan la clasificación de la prehipertensión, y dividen las cifras de presión arterial previamente consideradas prehipertensión, en presión arterial elevada, con una presión sistólica de entre 120 y 129 mm Hg, y una diastólica de menos 80 mm Hg, e hipertensión en etapa 1, que ahora definen como una presión sistólica de 130 a 139 mm Hg, o una diastólica de 80 a 89 mm Hg.

El comité redactor no estuvo de acuerdo con el término prehipertensión para los pacientes, particularmente en ese rango más alto, señaló el Dr. Whelton, “pues pensamos que en esa etapa una persona ya tiene un incremento sustancial en el riesgo, el doble del riesgo para infarto de miocardio, en comparación con alguien que tiene un rango de presión arterial normal, así que consideramos que la hipertensión en etapa 1 es el término adecuado, y que captará mucho mejor el riesgo para adultos y médicos”.

Clasificación de la presión arterial por JNC7, y las guías de hipertensión de ACC/AHA 2017.

Presión arterial sistólica y diastólica (mm Hg) JNC7 ACC/AHA 2017
<120 y <80 Presión arterial normal Presión arterial normal
120 – 129, y <80 Prehipertensión Elevación de la Presión arterial
130 – 139, u 80 – 89 Prehipertensión Hipertensión en etapa 1
140 – 159, o 90 – 99 Hipertensión en etapa 1 Hipertensión en etapa 2
≥160 o ≥100 Hipertensión en etapa 2 Hipertensión en etapa 2

El Dr. Whelton también fue autor principal en un estudio complementario, cuyo propósito consistió en analizar los efectos teóricos de las definiciones y los objetivos de tratamiento en la nueva guía[3] frente a los establecidos en la guía previa de JNC7.

El estudio, en el cual el primer autor fue el Dr. Paul Munter (School of Public Health, University of Birmingham, Alabama, Estados Unidos), concluye que en comparación con la guía de JNC7, las guías de ACC/AHA de 2017 “dan lugar a un incremento considerable en la prevalencia de la hipertensión, pero a un pequeño aumento del porcentaje de adultos estadounidenses a los que se recomienda medicación antihipertensiva”, añadiendo que las guías de ACC/AHA de 2017 recomiendan que a una proporción sustancial de adultos estadounidenses que toman medicamentos antihipertensivos se les trate con una reducción más intensiva de la presión arterial.

Prevalencia de la hipertensión de acuerdo con las guías de JNC7 y ACC/AHA 2017.

Criterio de valoración JNC7 ACC/AHA 2017
Prevalencia de la hipertensión (%) 31,9 45,6
Número con hipertensión (millones) 72,2 103,3

El motivo de que la prevalencia aumentara sustancialmente, y los pacientes que recibieron tratamiento lo hicieran moderadamente, consiste en que las recomendaciones para el tratamiento de la hipertensión en etapa 1 son guiadas por el riesgo cardiovascular subyacente de los pacientes: Solo a aquellos con enfermedad cardiovascular sintomática, o un riesgo estimado de 10% o más de enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD), se les ofrecería tratamiento, y a los restantes se les aconsejaría la modificación del estilo de vida.

El vicepresidente del comité redactor, Dr. Robert M. Carey, de la University of Virginia School of Medicine, en Charlottesville, Estados Unidos, comentó las recomendaciones del comité para el tratamiento de la hipertensión.

“La modificación del estilo de vida es el elemento fundamental del tratamiento de la hipertensión, y esperamos que esta guía hará que nuestra asociación, así como la comunidad médica, realmente presten mucha más atención a las recomendaciones en torno al estilo de vida”, destacó el Dr. Carey.

Las recomendaciones específicas comprenden consejos para bajar de peso, seguir una dieta de tipo DASH, reducir el sodio a menos de 1500 mg/día, y aumentar el consumo de potasio a 3500 mg/día a través de la ingesta alimentaria, incrementar la actividad física a un mínimo de 30 minutos de ejercicio 3 veces a la semana, y limitar la ingesta de alcohol a 2 bebidas o menos por día para los hombres, y 1 o menos para las mujeres.

El Dr. Carey también destacó que están recomendando las Ecuaciones de Cohortes Combinadas de ACC/AHA para estimar el riesgo de ASCVD a 10 años, tomando en cuenta edad, raza, género, colesterol total, colesterol LDL, colesterol HDL, tratamiento con ácido acetilsalicílico o una estatina, presión arterial sistólica, tratamiento de la hipertensión, antecedente de diabetes, y tabaquismo activo.

Por último, puntualizó los nuevos objetivos para el tratamiento de la hipertensión: “Estos han disminuido desde la última guía”, señaló. “La última guía recomendaba 140/90 mm Hg, la nuestra aconseja un objetivo de 130/80 mm Hg”.

Asimismo, el Dr. Whelton comentó la justificación para este objetivo de presión arterial más intensivo de menos de 130/80 mm Hg en adultos de edad avanzada. “Esto se basa, en parte, en el hecho de que un gran número de adultos de edad avanzada se ha incorporado en estudios del tratamiento para reducir la presión arterial, sobre todo en estudios más recientes”.

En esos estudios, especialmente SPRINT y ACCORD, el tratamiento antihipertensivo redujo la morbilidad y la mortalidad por enfermedad cardiovascular sin un aumento del riesgo de caídas o hipotensión ortostática.

Análisis minucioso

Los moderadores de la rueda de prensa en torno a la nueva guía fueron el Dr. Stephen Hauser (Lewis Katz School of Medicine en Temple University, Filadelfia, Estados Unidos), expresidente de la American Heart Association, el representante del presidente actual, Dr. John J. Warner, de la UT Southwestern University Hospitals, en Dallas, Estados Unidos, y la Dra. Mary Walsh, del St Vincent Heart Center of Indiana, en Carmel, Estados Unidos, presidenta del American College of Cardiology.

“Vimos la necesidad de actualizar estas guías para que reflejaran las verdaderas amenazas de la hipertensión arterial, y así establecer un protocolo que pudiera mejorar la salud cardiovascular de todos los estadounidenses”, señaló el Dr. Hauser.

“Está guía es el producto de 3 años de análisis minucioso por un panel de 21 expertos que revisaron más de 900 fuentes. Además, las guías fueron sometidas a múltiples rondas de análisis por especialistas, y analizadas por el grupo redactor del comité coordinador asesor científico de 41 miembros (del cual soy miembro), por todas las organizaciones asociadas, y por el comité ejecutivo de guías”, añadió el Dr. Hauser.

“Actualizamos las guías con base en evidencia, y vigilamos continuamente nueva investigación. La American Heart Association y el American College of Cardiology se encargaron de la supervisión primaria de las guías del tratamiento cardiovascular por el gobierno estadounidense en el año 2013. Poco después, las organizaciones comenzaron a sentar las bases para la nueva guía, que se ha estado desarrollando durante 3 años.

“Otros grupos han publicado recomendaciones sobre la presión arterial en los últimos 4 años, pero no fueron exhaustivas, y no son aceptadas en general. Estas guías han sido un esfuerzo de colaboración por 11 organizaciones”.

Otras organizaciones asociadas son la American Academy of Physician Assistants, el American College of Preventive Medicine, la American Geriatrics Society, la American Pharmacists Association, la American Society of Hipertension, la American Society of Preventive Cardiology, la Association of Black Cardiologists, la National Medical Association y la Preventive Cardiovascular Nurses Association.

Referencias:

  1. Whelton PK, Carey RM, Aronow WS, Casey DE, y cols. 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ASPC/NMA/PCNA Guideline for the Prevention, Detection, Evaluation, and Management of High Blood Pressure in Adults: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. Hypertension. 13 Nov 2017. doi: 10.1161/HYP.0000000000000066. PMID: 29133354. Artículo

  2. Whelton PK, Carey RM, Aronow WS, Casey DE, y cols. 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ASPC/NMA/PCNA Guideline for the Prevention, Detection, Evaluation, and Management of High Blood Pressure in Adults: A Report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2017; doi: 10.1016/j.jacc.2017.11.005. Artículo
  3. Muntner P, Carey RM, Gidding S, et al. Potential US population impact of the 2017 American College of Cardiology/American Heart Association High Blood Pressure Guideline. Circulation. 13 Nov2017.  doi: 10.1161/CIRCULATIONAHA.117.032582. PMID: 29133599. Artículo

Fuente: espanol.medscape.com

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1078 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: