El hábito no hace al monje, ni la bata blanca hace al médico | Por: @rigotordoc

Si observamos más allá de la bata blanca que viste a los médicos, veremos que ese color blanco no es tan frío como parece ser. La bata blanca dice mucho más de cada profesional, dice mucho de todo aquello que ha vivido cada persona que le atiende.

La bata blanca, esa bata blanca, ese uniforme que nos separa de alguna manera del paciente, ese “yo” soy el médico y “tu” eres el paciente, impone límites entre dos personas que inicialmente no se han visto jamás, pero ese médico también debe aprender a acercarse al paciente, establecer una relación cálida, no fría. Una relación donde el paciente pueda abrirse, sin límite de tiempo; pueda llorar con tranquilidad o pueda explicarnos sus problemas sin sentirse obligado a hacerlo, y muchas “batas blancas” no permiten esta relación.

Muchas veces, los médicos tenemos la posibilidad de relacionarnos con personas que pudieran están viviendo el peor momento de su vida. Esta división es innata, ese choque que puede haber entre paciente y profesional, es totalmente natural, puesto que intimamos con personas que, en realidad no conocemos. Esas barreras deben derrumbarse y debemos esforzarnos en ello. Debemos tener presente que cuando alguien está enfermo quiere tranquilidad, quiere que alguien le cure el mal que presenta, y muchas veces no tiene humor para ayudar al médico a ayudarle.

Por otro lado, detrás de la bata blanca, existe, más allá de un profesional; una persona. Una persona que también puede enfermar o tener problemas. No por ser médicos somos inmortales o inmunes a las enfermedades. Y cuando esto ocurra, vamos a querer la mejor atención posible, igual que la exigen los pacientes.

Así, de esta forma, vamos a querer que nos protejan, que nos expliquen, que nos curen y sobre todo, que nos cuiden, muchas veces exigiendo más que los mismos pacientes que nos tocó atender.

Detrás de la bata estamos nosotros y somos quienes ayudamos, no la bata o el título. Somos personas que ayudamos a otras, y al finalizar el servicio y quitarnos el uniforme, este desprende el olor de todos aquellos pacientes que formaron parte de nuestra vida, que nos enseñaron y nos soportaron. Esas personas con las que hemos madurado y seguido creciendo.

Cada día formamos parte de muchas vidas y dependiendo del caso, ayudamos a muchas personas, y detrás de la bata blanca, siempre debe estar una sonrisa.

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc

Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com

Rigoberto José Marcano Pasquier

Médico internista venezolano: 25a de graduado UCV! Tecnofílico. Ecléctico. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. CEO de Medicina Preventiva Santa Fe. WebMaster de medicinapreventiva.info y medicinapreventiva.com.ve Fotógrafo aficionado: Instagram @rigobertomarcano

rigotordoc has 260 posts and counting.See all posts by rigotordoc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: