El empleo de los e-gigarrillos se asoció con una mayor tasa de abandono del tabaco individual y poblacionalmente | Por: @linternista

Desde finales del pasado siglo, y muy especialmente como consecuencia de las leyes para prohibir el consumo de tabaco en los lugares públicos, cerca de un 4,5% de los estadounidenses decide cada año dejar de fumar. Es más; parece que este porcentaje, estancado a lo largo de tres lustros, está empezando a crecer.

Según un estudio dirigido por investigadores de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.), el mérito de este avance reciente debe atribuirse a los cigarrillos electrónicos –o ‘e-cigarrillos’.

Como explica Shu-Hong Zhu, director de esta investigación publicada en la revista «The BMJ», «nuestros resultados indican que los fumadores que también utilizaron los cigarrillos electrónicos fueron más proclives a dejar de fumar y tuvieron una mayor probabilidad de lograrlo. El empleo de los e-gigarrillos se asoció con una mayor tasa de abandono del tabaco tanto a nivel individual como poblacional, lo que se ha traducido en un mayor número de personas que han dejado de fumar».

Major con los e-cigarrillos

Para llevar a cabo el estudio, los autores analizaron los resultados de las distintas encuestas llevadas a cabo para conocer el hábito tabáquico de la población adulta estadounidense en lo que va de siglo. Y de acuerdo con los mismos, el porcentaje de fumadores que han decidido –y conseguido– dejar de fumar ha permanecido prácticamente invariable con el paso de los años: en torno a un 4,5% anual entre 2001 y 2014.

Sin embargo, parece que este inmovilismo se está rompiendo. Y es que según los resultados, la tasa de estadounideneses que dejaron de fumar en 2015 –el año más reciente del que se disponen datos– se elevó a un 5,6%. Una diferencia de un 1,1% que puede parecer nimia pero que resulta estadísticamente muy significativa y supone que cerca de 350.000 adultos adicionales abandonaron el tabaco en estos 12 meses.

Pero, ¿cuál es la razón para este incremento en el número de ex fumadores? Pues como indica Shu-Hong Zhu, «el aumento en la tasa de cesación tabáquica puede atribuirse en parte a las campañas nacionales para el control del tabaco que se pusieron en marcha en 2012 en los medios de comunicación y al aumento en la popularidad de los e-cigarrillos a partir de 2014».

Concretamente, el estudio muestra que el 65% de los fumadores que recurrieron a los cigarrillos electrónicos en los últimos 12 meses trataron de dejar el tabaco tradicional. Un porcentaje, por su parte, que se estableció en un 40% en el caso de aquellos que si bien igualmente intentaron abandonar el tabaco, se negaron a utilizar los e-cigarrillos. La pregunta entonces es: ¿vapear realmente ayuda a dejar de fumar? Pues parece que sí. Y es que mientras el porcentaje de nuevos ex fumadores se estableció en un 4,8% entre aquellos que lo intentaron sin recurrir a los e-cigarrillos, en aquellos que si los utilizaron se elevó a un 8,2%.

Como refiere Shu-Hong Zhu, «la tasa de cesación tabáquica en aquellos que no emplearon los cigarrillos elecrónicos fue la misma que la observada en años anteriores. Por tanto, nuestros datos sugieren que los e-cigarrillos juegan un papel como herramienta para dejar de fumar».

¿Cuestión de motivación?

La controversia sobre la utilidad de los cigarrillos electronicos como herramienta de cesación tabáquica no ha sido completamente resuelta. Y es que si bien la mayoría de estudios recientemente publicados muestran que son eficaces a la hora de ayudar a los fumadores a dejar el tabaco, la conclusion no es unánime. Quizás la clave se encuentre, tal y como sugiere la nueva investigación, en el uso continuado de estos productos. No en vano, el 70% de los fumadores-vapeadores que lograron romper sus cadenas con el tabaco convencional en 2014-2015 siguen utilizando estos productos a diario. Un aspecto muy a tener en cuenta dado que, como apuntan los autores, este consumo mantenido de e-cigarrillos podría estar ayudando a prevenir las recaídas.

Es más; no se debe olvidar el factor más importante a la hora de dejar de fumar: la motivación. Como concluye Shu-Hong Zhu, «la gente que utiliza los e-cigarrillos constituyen un grupo ‘auto-seleccionado’, y es possible que obtengan mejores resultados con estos e-cigarrillos porque ya se sentían motivados para dejar el tabaco».

Fuente: abc.es

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1022 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: