Una de cada 10 mujeres siente dolor al tener relaciones sexuales | Por: @linternista

Muchas mujeres sienten vergüenza al hablar del tema y no piden ayuda pero una de cada de 10 mujeres siente dolor al tener relaciones sexuales.

El sondeo sobre actitudes sexuales y estilos de vida fue realizada en conjunto por la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM por sus siglas en inglés), la University College London y el centro de investigaciones sociales NatCen Social Research.

En esta investigación realizada por tres instituciones británicas y cuyas conclusiones fueron publicadas en la Revista Internacional de Obstetricia y Ginecología, sugiere que este problema médico, que es llamado como dispareunia o coitalgia, es frecuente y afecta a mujeres de todas las edades.

En una encuesta realizada en el  Reino Unido en la que participaron casi 7.000 mujeres sexualmente activas de entre 16 y 74 años, se encontró que casi una de cada 10 tenían dolor al mantener relaciones sexuales con su pareja.

Quienes lo sufren padecen dolor o molestias con el coito, que se manifiesta durante como después de la unión sexual.

Tienen más probabilidades de tener dispareunia  las mujeres de 55 a 65 años, seguidas del grupo de las más jóvenes de entre los 16 y 24 años.

En otro estudio

En el cual participaron unas 200 estudiantes universitarias de Canadá concluyó que hasta el 50% de las jóvenes experimentaron dolor durante su primera experiencia de penetración sexual.

El 7,5% de las encuestadas declaró haber tenido coitos dolorosos.

Posibles causas

El dolor durante el coito está estrechamente ligado a otros problemas sexuales como:

  • La sequedad vaginal
  • La ansiedad durante el sexo
  • La ausencia de placer sexual

El dolor durante el coito también puede estar causado por otros problemas de salud como:

  • Algunas enfermedades de transmisión sexual
  • La endometriosis
  • Los fibromas

Todas estas enfermedades deberían ser diagnosticadas y tratadas por un médico.

Además hay otros factores distintos, físicos, psicológicos y emocionales, que pueden causar dolor durante la penetración, lo cual puede hacer más complejo el tratamiento.

Pena de hablar del asunto

Según los resultados del estudio británico, muchas mujeres todavía sienten vergüenza al hablar del tema y no piden ayuda.

“A muchas mujeres no les gusta hablar de esto. Compartimos todos los detalles de dar a luz, pero las mujeres de mi generación tendemos a no hablar abiertamente sobre el sexo y la menopausia. Y deberíamos”, señala  Karen a Michelle Roberts, corresponsal de Salud de la BBC.

“No deberíamos tener que renunciar a nuestra vida sexual a los 50”, afirmó.

El dolor en números

  • Un cuarto de las mismas experimentó esos síntomas con frecuencia o cada vez que tuvo penetración sexual en los seis meses previos al sondeo.
  • Un tercio de quienes padecen dolor dijeron estar insatisfechas con su vida sexual, un porcentaje significativamente mayor en comparación con el 10% de quienes no sienten dolor.

La dispareunia entre las jóvenes

Kirstin Mitchell, doctora, investigadora líder del estudio, dice que hay una multitud de razones por las que alguien puede tener dispareunia.

“En las mujeres más jóvenes puede ser porque están al principio de sus vidas sexuales y están aceptando cosas que su pareja quiere pero con las que ellas no se sienten particularmente excitadas”, manifestó.

“O puede ser que sientan tensión porque están empezando a tener relaciones sexuales y no se sienten cómodas al 100% con sus parejas”, agregó.

Según Mitchell no son solo las mujeres maduras las que sienten vergüenza al hablar del coito doloroso y una educación sexual más eficaz podría preparar mejor a la gente joven para lidiar con este problema.

“Con frecuencia la educación sexual se centra en las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos, pero también debería preparar a la gente para reflexionar sobre qué es lo que hace el sexo placentero y comunicar lo que les gusta y o que no les gusta en una relación respetuosa y de confianza”.

La consulta se hace ‘obligatoria’

Recomienda consultar con un médico a quienes sienten dolor durante o después de tener relaciones sexuales.

Si se siente dolor durante o después de tener relaciones sexuales deberías consultarlo con un médico o acudir a una clínica especializada en salud sexual, recomienda Mitchell.

Si es una razón emocional o una ansiedad la que está causando los problemas, entonces la terapia sexual puede ayudar a la solución.

Fuente: BBC Mundo

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 881 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: