Las frutas, uno de los alimentos que más alergias causa en el mundo | Por: @linternista

Una gran cantidad de personas en el mundo tienen alergia a alimentos y las frutas son el principal causante en la población general, aunque el huevo y la leche de vaca son los más frecuentes en los niños. Con motivo de la Semana Mundial de la Alergia, la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex (Aepnaa) ha recordado que los últimos estudios indican un aumento exponencial de esta patología y una prevalencia acentuada entre los más pequeños.

La alergia se produce cuando una persona reacciona exageradamente al contacto, ingestión o inhalación de un alimento y puede provocar desde reacciones leves (erupciones, urticaria, picor, tos, diarrea o vómitos) a reacciones graves o muy graves (dificultad respiratoria, asma, hipotensión, opresión torácica, palpitaciones, mareo y shock anafiláctico con riesgo de muerte). Es la reacción adversa de mecanismo inmunológico (mediada  por IgE) producida por estos alimentos. Existe una asociación entre estas alergias y las alergias a inhalantes (pólenes), y el conocido síndrome látex-frutas.

El grupo de frutas que más alergia suele provocar es el de las llamadas rosáceas, entre los que se encuentran el albaricoque, la cereza, la ciruela, la fresa, la manzana, el melocotón, el membrillo, la nectarina, la pavía, la pera, y también la almendra. De todas estas frutas, la que más síntomas da es el melocotón. Otras frutas como el kiwi o el plátano también pueden provocar alergia pero en menor proporción que las frutas mencionadas anteriormente

Respecto al tipo de alimentos implicados, si bien los datos varían según el grupo de edad, zona geográfica o hábitos alimenticios, los niños españoles son más alérgicos al huevo y a la leche de vaca, seguidos de los pescados. En la población general, tras la fruta, los alimentos más frecuentes son los frutos secos, los mariscos y los pescados.

Los síntomas más frecuentes son los orofaríngeos, aunque pueden desarrollarse algunas reacciones potencialmente graves. Son de tipo inmediato, aparecen dentro de la primera hora tras la ingestión. Los síntomas son los mismos tanto en los niños como en los adultos, y son muy variados. Es muy frecuente la aparición del llamado síndrome de alergia oral (SAO), que consiste en la aparición alrededor de la boca de erupciones rojas en la piel, con habones urticariales, picor, y edema o inflamación de los labios. Llega a provocar síntomas muy llamativos como la inflamación, aunque no son peligrosos y la recuperación es total. Aunque hay que tener cuidado porque se puede llegar a síntomas mucho más graves como la anafilaxia, que pueden incluso comprometer la vida del paciente.

Algunos componentes de la fruta que dan alergia están en el interior de la pulpa de la fruta, y otros, en las capas exteriores, en la piel. Por lo que algunos pacientes no toleran la fruta de ninguna firma, y otros la pueden comer si está pelada, o enlatada.

La proteína que acostumbra a dar síntomas más graves, como la anafilaxia, es una proteína que se conoce con el nombre de LTP (proteína transportadora de lípidos) y que, sobre todo, se encuentra en la piel de las frutas, ya que es una proteína de defensa del mundo vegetal, según explica la Doctora Teresa Garriga, miembro de la Sección de Alergia Pediátrica Hospital Vall d’Hebron y de la Unidad de Asma y Alergia del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

Un mismo alérgeno en una fruta puede producir reacciones de diferente grado, de ahí que la sintomatología pueda variar. Hay personas que con poca cantidad de alérgeno presentan síntomas de alergia a la fruta rápidamente, y otras que necesitan mayor dosis de alérgeno para sufrir los síntomas. Aunque éstos pueden variar aunque el paciente ya se haya expuesto a la fruta en otras ocasiones y no haya tenido una reacción de gran magnitud.

En España entre los niños alérgicos a alimentos menores de 5 años, el porcentaje de reacciones por estos alimentos es de un 11%, ocupando el cuarto lugar, detrás del huevo, la leche y el pescado, mientras que en los mayores de 5 años, pasa a ser la alergia más frecuente con un porcentaje del 37% del total de alergias a alimentos.

Un mismo alérgeno puede encontrarse en alimentos distintos, dando lugar a lo que se conoce como reacciones cruzadas entre alimentos. Sin embargo, esto no significa que una persona alérgica vaya a reaccionar igual a todos ellos. Son muy frecuentes dos asociaciones de alergia a frutas: El de la alergia a frutas-polen: que sucede cuando coinciden en un paciente alergia a frutas y alergia a pólenes, sobre todo del abedul. La otra es el llamado síndrome látex-frutas, en que coinciden la alergia a látex con alergia a alimentos como plátano, castaña, kiwi, aguacate o albaricoque.

Los alérgenos más importantes son las proteínas siguientes:

  • PR-2: Plátano, patata, tomate
  • PR-3 (quitinasas): Castaña, aguacate, plátano
  • PR-4 (quitinasas): Nabo, saúco
  • PR-5 (taumatina): Manzana, cereza, pimiento, kiwi, uva
  • PR-10 : Manzana, cereza, albaricoque, pera, apio, zanahoria, avellana patata, perejil
  • PR-14 (Proteínas transportadoras de lípidos *): Melocotón, manzana, cereza, albaricoque, ciruela, soja, espárrago, lechuga, uva y zanahoria
  • Profilinas: Gran variedad de frutas y hortalizas
  • Proteasas: Papaya, higo, piña, kiwi, soja, melón

* alérgenos mayores de las rosáceas en España e Italia

Las frutas pueden estar ocultas en los siguientes alimentos:

  • Aromas (medicinas, chucherías, pasta de dientes)
  • Yogures y otros postres lácteos
  • Zumos
  • Macedonias
  • Potitos
  • Cereales, chocolates, tartas, pan, helados, gelatinas (con frutas)
  • Frutas escarchadas y frutas desecadas (ejemplo: orejones)

Se recomienda siempre limitar al máximo el consumo de productos industriales. También es muy recomendable que el alérgico porte, en un brazalete, pulsera o chapa identificativa, con letra clara y bien visible, su calidad de alérgico y a qué alimento en concreto lo es.

Se debe consultar al médico especialista la conveniencia de llevar adrenalina autoinyectable (ALTELLUS o JEXT en nuestro país), y que paciente, familiares y cuidadores tengan el entrenamiento necesario para su administración.

Se debe advertir siempre al médico y al farmacéutico la condición de alérgico y, aún así, ante cualquier medicamento, se debe leer cuidadosamente el prospecto en el apartado de composición.

Desde diciembre de 2014 se aplica en España la normativa europea que obliga a disponer de información alimentaria relacionada con 14 sustancias alergénicas de declaración obligatoria no solo en el etiquetado de los alimentos envasados, sino también en los no envasados, a granel y de venta a distancia.

Esta legislación afecta a los establecimientos de hostelería, restauración, hospitales, comedores escolares y comercios minoristas, entre otros, ha recordado Ángel Sánchez, presidente de Aepnaa.

Fuentes: larazon.es / aepnaa.org / desarrolloinfantil.net

Comité editorial medicinapreventiva.info

Comité editorial de medicinapreventiva.info

admin has 1070 posts and counting.See all posts by admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: