En pacientes hipertensos un consumo ligero a moderado de alcohol puede proteger el corazón | Por: @rigotordoc

El consumo de alcohol ha sido vinculado en el pasado a un mayor riesgo de hipertensión, aunque según la “sabiduría popular”, dependiendo del tipo de bebida alcohólica, pudiera tenerse un efecto, disminución de la presión con el Whisky y aumento de la presión con el Brandy; en un nuevo meta-análisis, los investigadores encontraron que una o dos copas al día parece proteger incluso a los hipertensos de enfermedades del corazón y muerte.

El nuevo meta-análisis, por Qi-Qiang He de la Escuela de Salud Pública / Instituto de Salud Global de la Universidad de Wuhan en China y colaboradores, combinaron los datos de nueve estudios previos que incluyeron a un total de cerca de 400.000 personas con hipertensión arterial.

En todos los estudios se registró el consumo de todas las bebidas alcohólicas, incluido el vino y la cerveza, así como los casos de cardiopatía, accidente cerebrovascular o ictus (nombre actual), insuficiencia cardíaca y muerte por cualquier causa.

jovenes-brindandoLos investigadores dividieron a los participantes en cuatro grupos: los no bebedores o bebedores ocasionales, los que bebieron alrededor de 10 gramos (cerca de un tercio de onza) de etanol – alcohol puro – por día, y los que bebieron entre 20 o 30 gramos de etanol por día.

Enlos EE.UU., una copa de cinco onzasde vino, unabotella de 12 onzasde cerveza y untrago de 1.5onzas delicorcontienen cada unocerca de 14gramos dealcohol.

En general, el equipo de Qi-Qiang He encontró que las enfermedades cardiovasculares, ataques cardíacos, ictus y otros riesgos se redujeron en la medida que el consumo de alcohol aumentó, de acuerdo con los resultados publicados en línea 1 de agosto en Mayo Clinic Proceedings.

Este estudio incluyó a relativamente pocos grandes bebedores, y otros estudios han encontrado que la disminución de riesgo cardiovascular desaparece en los grandes bebedores ​​o en los bebedores compulsivos, según los autores advierten.

Para la mortalidad por todas las causas, el riesgo fue más bajo entre los que bebieron entre ocho y 10 gramos de alcohol al día, y el riesgo fue mayor para aquellos que bebían más o aquellos que no bebían en absoluto. Los bebedores “ligeros a moderados” tuvieron un 18% menos de probabilidades de morir que las personas que no bebían en absoluto.

CurvaJ-alcohol-mortalidadEn comparación con el nivel de alcohol más bajo (abstemios / bebedores ocasionales), el riesgo de enfermedad cardiovascular fue 28% menor (Riesgo Relativo (RR) 0,72; IC 95%, 0,68-0,77) para la tercera categoría más alta (un promedio de 10 g / d), 19% menor (0,81; 95% IC , 0,71-0,93) para la segunda categoría más alta (un promedio de 20 g / d), y 40% menor (0,60; 95%, 0,54 a 0,67) para la categoría más alta (un promedio de 30 g / d). Se observó una relación en forma de J entre el consumo de alcohol y la mortalidad por todas las causas, siendo el punto más bajo (RR, 0,82, IC 95%, 0,76-0,88) una dosis de 8 a 10 g de consumo de alcohol diario.

Los resultados de este meta-análisis sugieren que el consumo bajo a moderado de alcohol se asoció de forma inversamente significativa con el riesgo de enfermedad cardiovascular ECV y mortalidad por todas las causas en pacientes con hipertensión.

Según He, en la población general, algunos estudios sugieren que el consumo de alcohol podría aumentar la variabilidad de la frecuencia cardiaca o reducir la formación de placa en las arterias, pero el mecanismo aún no está claro.

En todo caso, los efectos beneficiosos delalcoholdeberíanser aúnmás pronunciados en las personas sinhipertensión arterial, según el doctorFranzH.Messerliun cardiólogo experto en la EscuelaIcahnde Medicina delMount Sinaien NuevaYork quien comentó acerca del trabajo. Según él, uno a 2 tragos diariosse dice que esla cantidad umbral dealcohol, aunque incluso estaspequeñas cantidades de alcoholhan sido asociadas conun mayor riesgo de hipertensión.

Según Messerli, “no se sabe si el consumo moderado de alcohol es verdaderamente cardioprotector o si es simplemente un marcador de un estilo de vida saludable. Los bebedores moderados de alcohol también tienden a ser parte del subconjunto más saludable de la sociedad, dijo. Los no bebedores suelen ser mayores, comen una dieta menos saludable y hacen ejercicio menos que los bebedores moderados”, aunque esto último no pasa de ser una apreciación personal prejuiciada y no necesariamente cierta.

Referencia: Mayo Clinic Proc 2014. Published Online: August 01, 2014

DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.mayocp.2014.05.014

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc

Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com

Rigoberto José Marcano Pasquier

Médico internista venezolano: 25a de graduado UCV! Tecnofílico. Ecléctico. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. CEO de Medicina Preventiva Santa Fe. WebMaster de medicinapreventiva.info y medicinapreventiva.com.ve Fotógrafo aficionado: Instagram @rigobertomarcano

rigotordoc has 260 posts and counting.See all posts by rigotordoc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: