El aumento de la PA sistólica por encima de 140 puede elevar el riesgo de ictus (ACV) | Por: @rigotordoc

Los pacientes mayores que no tienen diabetes o enfermedad renal que tienen una presión arterial sistólica (PAS) de 140 a 149 mm Hg tienen un riesgo de ictus (llamado anteriormente accidente cerebrovascular) más alto que el de los pacientes similares con una PAS menor de 140 mm Hg y un riesgo similar al de los pacientes con un nivel de 150 mm Hg o más, según un estudio reciente.

Según los investigadores, esto es particularmente cierto para los pacientes afroamericanos e hispanos

A la luz de estos hallazgos, las recientes nuevas recomendaciones para el control de la hipertensión arterial con una meta de PAS entre 140-150 mm Hg en los pacientes de edad avanzada pueden tener un efecto perjudicial sobre el riesgo de ictus, especialmente entre las poblaciones descritas, según los autores del estudio.

La investigación fue presentada en la International Stroke Conference (ISC) 2015 entre el 11 y 13 de febrero en Nashville, Tennessee.

El año pasado, el Octavo Comité Nacional Conjunto (JNC 8) recomendó incrementar la meta de presión sistólica (PAS) de 140 mm Hg a 150 mm Hg en los pacientes mayores de 60 años sin diabetes mellitus o enfermedad renal crónica. Las recomendaciones fueron publicadas 05 de febrero 2014, en la revista JAMA.

Los investigadores de este estudio tuvieron como objetivo determinar si el aumento de este umbral tendría un efecto perjudicial, según el autor principal, Dr. Ralph Sacco, del Departamento de Neurología de la Universidad de Miami, Florida.

Según el Dr. Sacco se quería saber que impacto tendría esto en el estudio del ictus, debido a que hay demasiada evidencia de que la hipertensión es uno de los factores de riesgo más importantes para estos eventos.

El estudio incluyó a 1.706 pacientes mayores de 60 años de edad que no habían tenido un ictus y no tenían enfermedad renal crónica o diabetes. Estos pacientes fueron parte del Estudio del Norte de Manhattan (NOMAS, por sus siglas en inglés), un estudio longitudinal prospectivo que se inició en 1993.

La edad media de esta cohorte fue de 72 años, 37% de los cuales eran varones. Alrededor de un cuarto eran blancos, otra cuarta parte eran negros no hispanos, y casi el 50% eran hispanos. Alrededor de un 41% recibía medicación antihipertensiva.

En los 1706 pacientes, la PAS fue menor de 140 mm Hg en el 43%, de 140 a 149 mm Hg en el 20%, y de 150 mm Hg o mayor en 37%.

Durante una media de 13 años de seguimiento, hubo 167 ictus, la mayoría de los cuales (86%) fueron isquémicos.

Después de ajustar por edad, sexo, raza, origen étnico, y el uso de medicamentos antihipertensivos, los investigadores encontraron que, en comparación con aquellos con PAS inferiores a 140 mm Hg, la razón de riesgo (RR) para el ictus entre aquellos PAS de 140 a 149 mm Hg fue de 1,7 (70% mayor).

Entre aquellos con la más alta PAS (> 150 mm Hg), la RR fue de 1,4 (40% mayor); prueba de proporcionalidad: P = 0,17.

El Dr. Sacco dijo en una conferencia de prensa: “Hemos encontrado que el grupo con PAS entre 140-149 le fue tan mal como el que tenía 150 o más, así que si usted tiene una presión arterial sistólica de 140 a 149 es probablemente tan malo como tener más de 150”.

Los resultados mostraron que el mayor riesgo se observó en los hispanos y en los negros no hispanos, pero no en los blancos no hispanos.

En los pacientes de más edad, dijo el Dr. Sacco, elevar el umbral de tensión llevará a unos cuantos más ictus en nuestra sociedad. Esto, plantea serias dudas acerca de la conveniencia de aumentar el umbral de la PAS recomendado en estos pacientes.

El moderador de la sesión, Dr. Jose Biller, profesor de neurología y director médico del Programa de Ictus de la Universidad de Loyola en Maywood, Illinois, dijo que también se contrapone a la recomendación del JNC 8 de elevar la meta de la PAS a 150 mm Hg.

Las recomendaciones del JNC 8 han sido motivo de controversia. Incluso hubo división entre los miembros del comité de redacción. El Dr. Sacco señaló que varios miembros del panel escribieron un informe en desacuerdo con la decisión de cambiar el nivel de umbral de la PAS en este grupo de pacientes, publicado en abril de 2014 en la revista Annals of Internal Medicine.

Si bien este nuevo estudio es un ejemplo más de por qué muchos médicos se preocupan por la elevación del umbral de la PAS, no es nada nuevo. Solo refuerza lo que hemos conocido de muchos estudios anteriores, que el umbral para un aumento de las complicaciones se produce y, de hecho, ocurre a partir de una presión arterial de alrededor de 110 mm Hg.

A pesar de que algunas organizaciones han respaldado el JNC 8 y han aceptado como nueva meta de PAS los 150 mm Hg, la gran mayoría de las instituciones, las organizaciones y los profesionales se han negado y han seguido utilizando los criterios del JNC 7.

.

Dr. Rigoberto J. Marcano Pasquier @rigotordoc

Medicina Interna

Ambulatorio Medis.

Av. José María Vargas. Centro Comercial Santa Fe.

Nivel C3. Consultorio 2.

Caracas. Venezuela.

http://rigobertomarcano.com

Rigoberto José Marcano Pasquier

Médico internista venezolano: 25a de graduado UCV! Tecnofílico. Ecléctico. Panel Physician de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Coordinador de Twitter de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. CEO de Medicina Preventiva Santa Fe. WebMaster de medicinapreventiva.info y medicinapreventiva.com.ve Fotógrafo aficionado: Instagram @rigobertomarcano

rigotordoc has 259 posts and counting.See all posts by rigotordoc

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: